miércoles, 10 de febrero de 2016

PUENTE DEL HUERTO DE SAN JORGE. Alcoy

PONT DE L´HORT DE SANT JORDI SOBRE EL RIU BARXELL O RIQUER. ALCOI


Conocido como Pont dels Tints o Puente del Desmonte data de la segunda mitad del siglo XVIII. Servía para acceder al huerto de referencia y más tarde para dar servicio a los talleres de Sant Jordi. Posteriormente, se instalaron ingenios de batanes y tintes, como el famoso de Espí Hermanos cuyo edificio fabril se ha reconvertido en Centro de Interpretación de  Arqueología Industrial de la ciudad. La abundancia de talleres de tintes en su entorno hizo popular la denominación de esta obra pontonera como Puente de los Tintes. Su primitiva ubicación se encontraba entre el Pont de Buidaolí (el Viaducto de Sant Jordi no existía) y el Pont Vell de Sant Roc (conocido ahora como Nou Pont de Soler) y ha sido trasladado unos cientos de metros aguas abajo del propio río Barxell, cerca del viejo puente de Cocentaina, teniendo la función de pasarela para uso de los vecinos y turistas que acceden a los nuevos paseos y jardines adyacentes. Recordemos que, a mediados del siglo XIX había tal profusión de pontones, pasarelas y puentes que en apenas 200 metros, según recoge el plano que confeccionaron Coello y Madoz en 1.855, estaban los siguientes puentes: Puente de madera de Tintes, Puentecillo del Tinte, Puentecillo del Huerto de San Jorge (del que escribimos), Puentecillo de la Huerta y el Pont Antic de San Roc. 

Situación actual de la obra: Se trata de un puente con estilo y características parecidas a las de los otros puentes de Alcoy datados en el siglo XVIII y de época clasicista aunque con ahorro de medios y fábrica rústica. Dispone de dos vanos con arcos, el mayor de 10,30 metros de luz es escarzano y el menor, de 7,20 metros de luz es de medio punto. Originariamente también eran asimétricos pues el menor, semienterrado en ocasiones por corrimientos del talud era de medio punto pero al mayor tenía un arco carpanel que -como era bastante habitual- había cedido al descimbrarlo, ajustándose el dovelaje por el peso de la obra y el fraguado inmaduro de su hormigonado a una elipse con errores geométricos; no obstante, mantuvo su fortaleza y así ha permanecido durante varios siglos. Entre vanos, un bajo tajamar en cuña, careciendo de espolón aguas abajo. La altura desde clave o alzada es de 3,80 metros. El tablero tiene una longitud de 23 metros con una pronunciada inclinación  y el ancho es de 3 metros, incluidos pretiles. Originariamente, en margen izquierda tenía un fuerte estribo que se fusionaba con el muro de encauzamiento y tenía anchos pretiles de piedra caliza; en cabecera contraria, más baja, estribo menor de fábrica empotrado sobre el talud calizo del cauce. Probablemente y debido a su inclinación, incluso a un pequeño tramo de escaleras así como a su angostura, era un paso peatonal para dar servicio a los obreros de las diferentes fábricas a ambas orillas. Las desastrosas riadas en el río Barxell en 1.986 dañaron esta obra, entre otras, y además de la oportuna rehabilitación, se incorporaron barandillas de hierro. La obra está facturada en pequeños mampuestos irregulares con llagado de mortero de cal y solo se aprecia cierto trabajo de cantería en el dovelaje e intradós. 

En el nuevo emplazamiento se ha reconstruido el monumento siguiendo las características de la obra vieja, de modo semi-exento, con escalinata en una cabecera libre y adosado a un muro de contención a modo de estribo en la cabecera contraria. Para acceder a el puente así como a las zonas de paseo y ajardinadas desde el Camí Antic de Madrid y dentro de este proyecto, se ha construido una pasarela de 36,80 metros de longitud con tres vanos adintelados y tableros de hormigón armado de 2,50 metros de ancho del tipo "viga gaviota" sobre las que se han fijado impostas y barandillas metálicas. Resaltar también que, dentro de este proyecto, también se restauró la chimenea de La Filera, construida en 1.880 en ladrillo y a la que se puede acceder a través de estos nuevos pasos. 

En un corto recorrido por el cauce del río Barxell se pueden admirar diferentes obras pontoneras como son, el Viaducto de San Jorge, El Pont Vell de Sant Roc, El Pont de Buidaolí y el de Cocentaina. 

Cómo acceder: Alcoy se encuentra en la carretera nacional N-340, entre los kilómetros 792 y 796 así como en la autovía A-7 con diferentes accesos a la ciudad. También hay comunicación desde Benidorm por medio de la autonómica CV-70. Desde el interior peninsular y circulando por la A-31, desviarse para tomar la CV-81 en Villena o la CV-80 en Sax  hacia el E hasta llegar a destino.


Toma del año 2.007 del blog Diari de Retalls




Tanda de fotos de fecha 08.07.2015 con detalle de la pasarela nueva.


Plano con ubicación y traslado de los puentes.


VIEJAS FOTOGRAFÍAS CON LA UBICACIÓN ORIGINAL 


Foto de 1.916 aguas arriba y antes de la construcción del viaducto.



Foto de los años 20 del siglo XX tomada desde aguas abajo. Del blog Diari de Retalls.


Instantánea de los años 1933-1935 del fotógrafo Matarredonda. Archivo Municipal Alcoy.


Foto de finales del siglo XX


Foto tomada aproximadamente en 2.004 previa al inicio de obras en el cauce.


Instantánea del año 2.006 de la memoria de OHL

Antes y después del punto donde se ubicaba el puente. Memoria de realizaciones de OHL.

Dibujo del alzado del puente para su correcta reconstrucción. Memoria de realizaciones de la empresa constructora OHL.












Tanda de fotos de detalle del  puente realizadas el 19.11.2016









Ocho fotos de la pasarela moderna realizadas el 19.11.2016


No hay comentarios :

Publicar un comentario