miércoles, 27 de febrero de 2019

PUENTE DE LA DÁRSENA. Castro Urdiales. Cantabria

PUENTE DE LA DÁRSENA
CASTRO URDIALES. Cantabria
N-634  PK 149

Castro Urdiales  está situada en la zona de costa más oriental de Cantabria, rodeada de espectaculares paisajes repletos de abruptos acantilados y bellas playas.

Con una superficie de alrededor de 96 km², Castro Urdiales es el noveno municipio de la autonomía en extensión y el tercer municipio más poblado de Cantabria con 32.144 habitantes, (INE 2014), después de Santander y Torrelavega. Castro Urdiales a su vez es la capital del municipio. Está ubicada a 19 metros sobre el nivel del mar.

El conjunto monumental de Castro Urdiales también conocido como Puebla Vieja tiene origen medieval y se encuentra a orillas del mar. Fue declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1978 debido a su rico patrimonio que está formado por diversos monumentos entre los que destaca su precioso puente de impronta medieval.

Aunque cuenta con vestigios prehistóricos de gran interés, la ciudad se enorgullece sobre todo de una rica historia milenaria vinculada al imperio romano, pues donde hoy se encuentra Castro estuvo la colonia de Flaviobriga. 

Nuestro viejo puente dispone de un quebrado tablero cuya longitud es de 46 metros (secciones de 4+10+9+4+19 metros), paramentos firmes de sillería, sillarejo y mampostería y un bello arco apuntado con una importante luz de 19 metros que apoya en la roca madre de estos acantilados. La anchura regular del tablero es de 4 metros más 0,50x2 metros que adjudicamos al ancho de pretiles.

Respecto a la documentación gráfica, señalar que para tratarse de una obra civil periurbana asentada junto al puerto, no hay mucho material fotográfico, dibujos o pinturas verdaderamente antiguas. 

Aunque esta entrada está pendiente de desarrollo, conviene mientras tanto, consultar un buen trabajo de Ramón Ojeda San Miguel titulado "Los boquetes de Santa Ana. 1852-1861", editado en Castro Urdiales en el año 2013. Por otra parte, el blog con fotografías antiguas de Castro Urdiales también goza de interés para nuestro cometido. 

También querría señalar que este cuidado y precioso puente, probablemente de origen medieval, ha quedado muy disminuido o contaminado en cuanto a su porte, impronta y vistosidad, debido a las cutres y desacertadas intervenciones realizadas durante los últimos siglos en orden a proteger el fondeadero de este puertecillo junto al que se encuentra. Causa indignación (y pavor) contemplar los muros y malecones de hormigón pegados prácticamente a este insigne monumento y cuesta creer que en estos tiempos, no se haya dado una solución definitiva al asunto con un nuevo muro de contención o malecón, bien hecho, mimetizado o separado de este entorno histórico y que proteja el puerto. Obviamente, una vez construido se debería eliminar hasta el último kilo de piedra y hormigón de estas desafortunadas intervenciones anteriores y si se pudiera reconstruir el otro arco que conecta con la vieja ermita, mejor que mejor.






Fotografía probablemente tomada en torno al año 1880 con el doble puente al fondo que exhibe el blog 2.bp.blogspot.com


Instantánea semejante a la anterior en antigüedad aunque sin embarcaciones que exhibe el blog ya citado con enlace de "Fotos antiguas de Castro Urdiales".


Otra imagen de época que aparece en el libro citado de Ramón Ojeda San Miguel.


Postal del puerto con nuestro puente al fondo (y un interesante cargadero de graneles de acero ahora desaparecido) que podemos datar de los años 40 del siglo XX. Archivos de la web todocoleccion.net.


Panorámica de la villa con nuestro puente al fondo a la derecha. Fotograma de 1958 correspondiente al reportaje de NODO promocionado por el Ayuntamiento de Santander. Filmoteca Española-RTVE.es


En la web de Pinterest.com aparece esta interesante fotografía de los años 70 del siglo XX en la que, independientemente de las personas, el autor intenta acercarse a la obra civil para marcar detalles.




Tres interesante imágenes del puente y su entorno, probablemente de finales del siglo XX o principios del siglo XXI que presenta la web de Turismodecantabria.es.


Por fín encontramos una fotografía con fecha (agosto de 2.015) que exhibe el blog urbinavinos.blogspot.com.







































Tanda de fotografías de fecha 06.09.2017











PUENTE FERROVIARIO DE SANTA OLALLA. Cantabria

PUENTE FERROVIARIO SOBRE EL RÍO BESAYA
LÍNEA PALENCIA-SANTANDER
SANTA OLALLA. Cantabria.
N-611  PK 159


Popularmente conocido como Puente del Rey.

La sección del trazado ferroviario desde el Alto Besaya hasta Reinosa fue la que más dificultades presentó para su construcción. El ingeniero Carlos Campuzano Watkins presentó una modificación adaptando el trazado primitivo y enlazando con los estudios de la empresa constructora. Parece que a finales de 1860 el trazado quedó prácticamente fijado para su aprobación. Hacia esa fecha trabajaban en la construcción de la línea más de mil operarios con sueldos muy superiores a los habituales en el mundo rural por lo que, terminadas estas obras, muchos operaciones que antes eran braceros o agricultores, se convirtieron en los primeros empleados ferroviarios.

En 1862 el nuevo ingeniero de la Compañía de Ferro-carriles de  Isabel II, Cayetano González de la Vega, propone el trazado definitivo entre Bárcena y Reinosa, para evitar los largos puentes y viaductos que había proyectado Campuzano. El trazado fue aprobado por Real Orden de 6 de Mayo de 1862. La rampa Bárcena-Reinosa era de extrema dificultad por sus rampas y la sinuosidad del trazado pues era preciso recorrer 16 kilómetros para salvar una distancia de 7 kilómetros lineales. Otras singularidades eran la construcción de túneles, puentes o pontones, pasos inferiores, muros de refuerzo en taludes, algunos con 30 metros de altura además de innumerables tajeas y alcantarillas. Finalmente, los trabajos en esta sección concluyeron hacia el año 1866, aproximadamente 22 años después de lo proyectado en principio y 18 años más tarde de la fecha en que se puso en marcha la primera línea ferroviaria peninsular entre Barcelona y Mataró.

Características actuales de la obra: Esta estructura está situada a la salida del túnel 24 en lo que se conoce como Estrecho de Portolín, uno de los puntos más angostos en el cauce del río Besaya que se salva construyendo un puente muy esviado con respecto a la perpendicular del propio cauce, aproximadamente 45º, donde además las aguas se revuelven ya que coincide con la desembocadura del río León en el Besaya.

Tiene una longitud de 40 metros y dispone la obra de dos amplios vanos con arcos escarzanos de difícil construcción ya que sus bóvedas mantienen la oblicuidad necesaria para recoger las aguas bravas de este río precisamente en sentido perpendicular, evitando cualquier choque o resistencia de estas con sus muros y pila central. Son arcos gemelos con luces aproximadas de 12 metros. La pila central, de aspecto robusto, tiene una anchura de 2 metros y se protege con un tajamar-espolón de sección semicircular coronada con sombrerete cuya altura llega hasta la zona de salmeres de arcos.

La estructura se asienta sobre roca madre de calizas y margosas del propio lecho del río y los estribos se empotran en los taludes rocosos del mismo material. La altura de la obra hasta la rasante es de 5 metros. Sobre claves se apoya una larga imposta de piedra con cierto relieve. En cubierta se disponen unos bajos pretiles de piedra caliza y barandillas de acero; en la zona central de la plataforma se ubican las traviesas, rieles para una sola vía y el balasto correspondiente; no dispone de un vial apropiado e independiente para inspecciones.

En general, el aparejo es más o menos regular y bien dispuesto. Consta de sillería de variado volumen, escuadría y colocación en hiladas uniformes con cara vista averrugada que le imprime cierta vistosidad. También en pila y tajamar-espolón el trabajo de cantería tiene calidad. No obstante, y dado que predomina la piedra arenisca, se observa cierta degradación en la sillería, debido a la humedad permanente y a las eflorescencias que van desgastando las piezas, exfoliándolas y disminuyendo o transformando su cara vista. Independientemente de encontrar en uso y en perfecta forma, convendría hacer una buena limpieza de vegetación ya sea en sus muros, bóvedas así como estribos y pilas, donde crece demasiada maleza y arbolado que afecta a su aparejo y estructura. Tanto este puente como el puente carretero del viejo camino real, están en una zona plenamente asilvestrada que impide la contemplación de estas interesantes obras pontoneras así como su fotografiado.

Para saber más. Me remito a la información aportada en el artículo para el cercano pontón de Quintanilla de las Torres o las entradas para otros puentes de esta línea, como son el Viaducto de Celada o el Puente del Conjuradero. También hay información interesante en la web de Vacarizu  1 y 2 dedicada a los caminos de hierro y al túnel de Reinosa.


Cómo llegar. Nuestro puente se encuentra junto a la variante de la carretera nacional N-611, aproximadamente en su PK 158/159. Para acercarnos a la obra deberemos tomar la carretera provincial CA-710 que era el antiguo camino real y lo haremos en la localidad de Bárcena de Pie de Concha. Siguiendo en dirección N y tras pasar Santa Olalla, nos encontraremos con este precioso puente ferroviario que se halla junto al puente carretero clasicista del Camino Real. También podemos salir de la N-611 en la localidad de Molledo y tomando la citada CA-710 en dirección S, llegaremos al puente. Junto al túnel anejo existe una pequeña plataforma donde podremos aparcar el vehículo.



Carátula de la memoria del proyecto ferroviario.


Imagen histórica muy difundida del Puente del Rey, probablemente de los años 60 del siglo XX, que fotografié de un cuadro expuesto en un restaurante de Bárcena de Pie de Concha.



















Tanda de fotos de fecha 30.07.2016