lunes, 31 de diciembre de 2018

PASARELA PINTOR VICENTE ALBARRANCH. Elche

PASAREL.LA PINTOR VICENT ALBARRANCH SOBRE EL RÍU VINALOPÓ
ELX. Alacant
N-340  PK 716 


Se inició su construcción en octubre de 1.986 y fue inaugurada con fecha 14.06.1987. Es proyecto de los ingenieros José Pagés Amat y Fernando García Campello, los mismos que proyectaron en 1.989 la Pasarela del Mercado, ubicada aguas arriba de esta estructura. Se trataba de unir los barrios ilicitanos del Raval con el Plá de Sant Josep.



Características actuales de la obra. Esta pasarela tiene una longitud de 56,26 metros y su anchura es de 2,40 metros. Estructuralmente está compuesta de una larga viga de acero con triangulaciones del tipo Warren con tablero inferior. Se apoya en los estribos de cabeceras, en forma de ala delta que partiendo de los propios taludes extremos donde se asocian a los bloques de hormigón armado se adaptan a la propia inclinación de ambos taludes para hincar en el suelo los vértices inferiores de esta especie de triángulos construidos también en hormigón armado.



Al tratarse de estribos-pilas huecos, se producen tres vanos, el central sobre el cauce, de 34 metros de luz y otros dos extremos semejantes con luces de 9,72 metros cada uno. Sobre los cordones inferiores de esta viga reposa el tablero a base de losas de hormigón armado dispuesto in situ a juzgar por las marcas del encofrado en intradós.

En cubierta esta obra de abocina en cabeceras donde se clavan una serie de bolardos para impedir el paso de vehículos. El firme es a base de un mortero de cemento y los petos lo componen las propias vigas Warren de color rojizo cuyos huecos han sido cubiertos con mallas triangulares metálicas muy tupidas pintadas de blanco que ofrecen un contraste interesante. También dispone de alumbrado a base de una serie de farolas de fuste de acero pintadas también de rojo cuyas luminarias originales eran con globos de cristal ahumado; recientemente se han sustituido por pantallas o proyectores más potentes por lo que han precisado de menos farolas y permanecen varios fustes sin ninguna función clavados en las vigas a la espera de ser retirados. 

Atractiva estructura muy visible cuando se pasea por el cauce ya que bajo su tablero discurren caminos de tierra por ambas riberas del río Vinalopó desde donde podemos contemplarla, especialmente sus bellos estribos-pilas huecos. Bajo su vano y en margen izquierda también discurre una calle asfaltada que permite el tránsito de vehículos. Desde su tablero de pueden contemplar los bellos dibujos de gran colorido que se plasmaron sobre la canalización de hormigón en los proyectos Víbora I y II. 

Para saber más. Información obtenida de la "Guía de puentes de la Comunitat Valenciana" editada por la propia Generalitat Valenciana en el año 2.016 en un trabajo colectivo coordinado por Inmaculada Aguilar Civera y Miguel Aguiló Alonso. Anotar, en todo caso como salvedad, que en la ficha 73 donde se trata esta pasarela se incorporan por error un par de fotos que se corresponden con la pasarela sobre canal del cauce que está aguas arriba del puente de Santa Teresa. En internet menudean los blogs locales que disponen de fotos de esta obra civil. 

OTRAS ESTRUCTURAS EN ESTE BLOG DE ELCHE

VICENTE ALBARRANCH BLASCO. Elche (Alicante), 1898 – Alicante, 1940.

Pintor autodidacta que desde niño sintió un gran interés por el dibujo y la pintura, haciendo pequeñas obras de tema paisajístico y caricaturas de sus familiares. Estudió en su ciudad natal con Mariano Antón y Lafuente Sansano. Primero se trasladó a Barcelona y luego a Granollers. Participó en distintas tertulias literarias y colaboró en la ilustración de revistas de la época. Realizó su primera exposición colectiva en 1927 en la ciudad de Granollers, donde se estableció. En los años treinta comenzaría a mandar obra a certámenes de carácter nacional y conseguiría una primera exposición individual en Madrid.

Durante el período de la República participó en política. Al producirse el golpe militar en 1936 se mantuvo fiel a sus ideales republicanos y colaboró activamente en la protección de patrimonio artístico, colaborando con la Generalidad de Cataluña. Su participación consiguió evitar la destrucción de múltiples obras religiosas. Tras la Guerra Civil fue encarcelado. Las duras condiciones del presidio agravaron la tuberculosis que venía arrastrando desde hacía algún tiempo y murió joven.


Fue un entusiasta del impresionismo francés y de la obra de Sorolla y Anglada Camarasa. Mantuvo amistad con el paisajista catalán Joaquín Mir. El paisaje fue su pasión. Pintó las suaves montañas del Vallés Oriental. Progresivamente irá intensificando la paleta y la fuerza lumínica, con gamas de verdes de un selecto refinamiento. El paso del tiempo le animará a concebir panorámicas dotadas de perspectiva y una mayor intensidad tonal, con pinceladas sueltas y espontáneas, que le vinculan al movimiento fauvista y expresionista. (Texto de la Real Academia de la Historia)


                                   

Cartel con el nombre de la pasarela.


Fotografía nocturna de la pasarela con las antiguas luminarias según toma de Sixto Marco Lozano en la colección "Cátedra Pedro Ibarra" y que exhibe la web elche.es










Tanda de fotos de fecha 14.11.2015





Tres fotos del tablero de fecha 02.10.2016




Dos fotos de la pasarela que exhibe la Guía de puentes de la Comunitat Valenciana, probablemente del año 2015.


Pequeña pasarela sobre el canal del cauce en hormigón con firme de chapa de acero estriado antideslizante que se debió construir para los movimientos de pintores que actuaron en el proyecto Víbora.

PASARELA DEL MERCADO. Elche

PASAREL.LA DEL MERCAT. 
ELX. Alacant
N-340  PK 716

Entre los variados proyectos de reforma y urbanización de esta área interior de Elche entorno al mercado, toma forma y se construye esta pasarela ubicada entre el citado mercado y la calle de Lepanto. Las obras se inician en julio de 1.989 y la obra civil se termina en 1.990, inaugurándose con fecha 06.04.1990.


El autor del proyecto es el ingeniero local José Pagés Amat con la colaboración de Fernando García Campello.

Características actuales de la obra. Tiene una longitud de 90 metros. Se trata de una estructura mixta formada por un arco-pórtico parabólico de hormigón armado con luz de 27 metros que se abre en dos patas a cada lado para apoyarse al nivel del borde de encauzamiento por medio de 4 rótulas que engarzan con la cimentación de base y traviesas de hormigón armado que arriostran la base de estas patas. Entre el arco y los estribos el tablero es un cajón metálico de acero corten sobre el que vuela una losa de hormigón armado blanco que hace de tablero. La estructura horizontal se empotra en gruesos y altos estribos de hormigón armado.

El tablero, con una anchura de 3,50 metros tiene ligera curvatura en su zona central. Se ensancha en ambas cabeceras. Dispone de altísimos petos a base de tubo de acero de varios calibres pintado de blanco. El firme es un aglomerado de morteros en tonos grises. Dispone de varias farolas atornilladas a algunos palastros verticales de los petos. La bella conjunción constructiva del hormigón blanco y los tonos ocres del acero corten oxidado que puso de moda el ingeniero José Antonio Fernández Ordóñez son evidentes en esta ligera obra civil.

Dadas las características del terreno, donde el cauce circula profundo y empotrado en altos taludes, la solución resulta adecuada y la pasarela se muestra estilizada y grácil. Es un paso de alto tránsito peatonal. Resulta muy visible desde los paseos a nivel de cauce. El mantenimiento de la estructura es deficiente y los lienzos de hormigón blanco tienen acentuadas manchas de las humedades.



Placa de la inauguración de la pasarela.

Dibujo del proyecto de reforma del Ayuntamiento donde se muestra nuestra pasarela.




Fotografía realizada en el año 2.008 de la Cátedra Pedro Ibarra que exhibe la web local elche.me. 














Tanda de fotos de la pasarela realizadas con fecha 14.11.2015



Fotografía probablemente tomada en el año 2.015 que exhibe la "Guía de puentes de la Comunitat Valenciana".

PUENTE DE BARRACHINA. Elche

PONT DE BARRACHINA SOBRE EL RÍU VINALOPÓ
ELX-Alacant
N-340  PK 716,500



Se trata de la 13ª obra pontonera que cruza el río Vinalopó en la ciudad de Elche, considerándose el orden desde aguas arriba y sin tener en cuenta los pasos de la AP-7. Según mis controles, el 14º y último cruce de este río sería el puente nuevo del tipo bow-string o arco superior que levantó hace poco el ingeniero Fernández Troyano.

Llama la atención de que tratándose de un puente que presta servicio a la nacional N-340, que no deja de ser la mítica Vía Augusta romana, en este término no exista un puente ni vestigios arqueológicos de obras pontoneras imperiales. Si nos fijamos en planos de la ciudad relativamente antiguos como el que levantaron Francisco Coello de Portugal y Pascual Madoz, en el año 1.855 podemos observar que el único puente existente era el de Santa Teresa por lo que se puede inferir que los tránsitos S/N desde Murcia, Orihuela o Crevillente hacia Alicante, Valencia o Cataluña cruzaban el Vinalopó por el vetusto y precioso puente de Santa Teresa o bien, al sur de Elche, por los vados naturales cercanos a la Puerta de la Rambla o la Puerta de las Tahullas.

Es muy probable que, para evitar los frecuentes tránsitos por el centro de esta población, el viejo camino real o carretera de primer orden derivara por el sur a modo de circunvalación por lo que era necesario levantar un discreto puente que prestara servicio a esta importante calzada. Debería ser un proyecto de finales del siglo XIX o principios del siglo XX en época alfonsina o quizás, durante la dictadura de Primo de Rivera. Probablemente era una estructura de hormigón en masa chapado en sillería de piedra caliza, como es frecuente en las obras pontoneras de aquellos tiempos. Dado que esta calzada de primer orden se convierte en carretera nacional N-340 con importantes tráficos, hacia los años 70 del siglo XX se amplía drásticamente la calzada y su puente, quedando la obra civil tal como podemos observarla ahora.

Características actuales de la obra. Se trata de un puente relativamente largo teniendo en cuenta los escasos volúmenes de agua que lleva normalmente este río. Se proyecta una obra que no sólo salve el cauce en su justo medio sino que se debe adaptar al zócalo relativamente profundo que ha ido conformando el río a lo largo de miles de años en los momentos de fuertes y violentas avenidas. Tiene una longitud aproximada de 93 metros, incluyendo largos estribos en ambas cabeceras. El ancho actual es de 16 metros con calzada de dos carriles para cada sentido de la marcha. En origen, su anchura era de 8 metros y aún quedan restos visibles de la vieja obra con dovelaje de piedra  en algunas bóvedas, en el lado de aguas abajo.

Dispone de 5 vanos con bóvedas de cañón y luces semejantes de 7,40 metros, aproximadamente. Pilas intermedias con una anchura regular de 1,50 metros que llevan un listel sobresaliente decorativo que serviría también para el apoyo de las cimbras y que se refuerzan con sencillos tajamares o contrafuertes en aguas arriba que llegan hasta la altura de claves de arcos. Aguas abajo, carece de espolones. Las basas de estas pilas se amplían con soleras de hormigón armado para evitar descalces.El cauce habitual pasa bajo la bóveda central debidamente canalizado.

En cabeceras sobresalen los estribos de hormigón, el de la derecha un poco retranqueado por el muro de contención en ese lado del río. Toda la obra actual parece que es de hormigón en cara vista y el nuevo tablero se construye con losas de hormigón armado. En cubierta, sencillos petos metálicos de catálogo para obras públicas y un refuerzo a base de biondas de acero cincado.

Su estado de conservación parece aceptable aunque tiene sobrecarga de grafitis y su impronta o panorámica, especialmente desde aguas arriba, queda mediatizada por el voluminoso arco del puente de la Ronda Sur.

En este punto termina el encauzamiento artificial del río y aguas abajo se naturaliza el curso del Vinalopó prácticamente hasta su desembocadura en las salinas de Santa Pola aunque bien es cierto que existen derivaciones de obra civil, bien por el Azarbe de Cebadas o la propia que conduce las aguas hacia las citadas salinas, a través de canalización artificial.

Para saber más. No existe -que yo conozca- información sobre la construcción de este puente. Ni siguiera, los detallados estudios de vías y calzadas de la provincia de Alicante que hizo Jesús Rafael de Vera Ferré aluden a este puente o al sector de carretera de primer orden donde está ubicado. Tampoco se refleja en la "Guía de puentes de la Comunitat Valenciana" que suelo utilizar para los puentes de esta región. Se le cita y fotografía en algunos blogs locales pero sin mayores precisiones.




Cartel anunciando el puente en la carretera N-340.


Fotografía de marzo de 2.008 tomada del blog geoelx.blogspot.com


Fotografía de septiembre de 2.011 tomada del blog juanantoniocarrion.es











Tanda de fotos de fecha 10.03.2014

                                      

Fotografía del puente desde aguas abajo de fecha 23.11.2014 tomada del blog vaigapeu.blogspot.com




Interesante toma desde la bóveda del arco central hacia aguas abajo tomada del blog vaigapeu.blogspot.com



Crecida del Vinalopó en fecha 19.01.2017 según una fotografía que tomo de Internet.



Fotografía de fecha 02.04.2017 que difunde el periódico Información sobre una campaña de limpieza del cauce, aguas abajo de nuestro puente y que llevaron a cabo voluntarios de la Fundación Limne.





Tomas cenitales del puente desde aguas abajo de Google View en el año 2.018.



domingo, 30 de diciembre de 2018

PUENTE DE LA GENERALITAT. Elche

PONT DE LA GENERALITAT SOBRE EL RÍU VINALOPÓ

ELX-Alacant


N-340  PK 715-718



Se trataba de conexionar los barrios en expansión del Raval con el de Pla de Sant Josep y Altabix por medio de la prolongación de la Avenida Père Joan Perpinyà a la que daría servicio esta obra civil y salvando el cauce del río Vinalopó.

Es también conocido como Puente Blanco porque especialmente destacan los tonos blancos de la obra, ya sea en el pilono, estribos, vaina, impostas y barandillas mientras que en intradós dominan los ocres del artesonado de vigas de acero corten. Estas características cromáticas se unen a un intento de dar mayor sobriedad, sencillez de formas y pureza de líneas en el conjunto y aunque se prescinde de cualquier otro elemento decorativo sigue resultando una estructura excesiva, desproporcionada y gigantesca que empequeñece una de las obras pontoneras más interesantes de esta ciudad como es el Acueducto de Riegosde Levante.  Ciertamente, hacia el año 1.992 este puente atirantado se podía considerar singular e innovador pero ubicándose en un punto más alejado de la obra histórica por lo que la elección del lugar fue desafortunada y a mi juicio siempre tendrá esa marca oscura en su ejecución y por extensión, cierta culpa se pudiera achacar a sus proyectistas y constructores además de a los políticos responsables que aprobaron su ubicación.

Los autores del proyecto son Salvador Monleón Cremades, Pedro Fuster García, José Casanova Colón, Rafael Grilles Rodríguez y C. Bosch. La dirección de la obra la llevó el propio Pedro Fuster García. La construcción corrió a cargo de Dragados y Construcciones bajo la dirección técnica de Felipe Tarquis Alfonso. La inspección de la ejecución de los 60 anclajes Stronghold la efectuó Joan Ramón Casas Rius por cuenta de Concòrdia d´Obras. La estructura se puso en servicio en el verano del año 1.993.

Características de la obra. La longitud total de la estructura es de 447,50 metros, siendo la del puente estricto de 154,50 metros hasta estribos. Pertenece a la tipología de puente atirantado con un pilono central en forma de A de hormigón armado inclinado a 14º hacia el centro del tablero cuya altura desde la base es de 55 metros. Dispone de dos vanos adintelados con luces de 103,60+50,90 metros. El mayor es mixto y el menor de hormigón armado. Ambos se sostienen mediante dos planos de tirantes con 7x2 elementos anclados en el vano largo, 6x2 elementos en el vano corto y 2x2 cables de retenida anclados al estribo que hacen un total de 30 mazos de cables de acero.

El desequilibrio de las acciones permanentes trasmitidas al pilono como consecuencia de la diferencia de luces se compensa disponiendo un tablero mixto y más ligero para el vano mayor y una losa de hormigón armado maciza de mayor peso para el vano menor. El sector mixto consiste en un emparrillado metálico de acero corten formado por dos vigas longitudinales de sección unicelular trapecial y elementos transversales interiores (vigas de piso y riostras) y exteriores (cuchillos laterales) todos ellos conectados  a una losa de hormigón armado de 20 centímetros de espesor aproximado canteada por dos nervios longitudinales forrados de chapa de acero corten que dan continuidad formal a los dos cajones del vano mixto. A lo largo de estos dos nervios también se distribuyen nervios laterales para completar el ancho de la plataforma.
Los tirantes están formados por un número variable de torones colocados paralelos dentro de vainas de PHD blancas, inyectadas con lechadas de cemento. En el vano mixto se dispusieron 7 tirantes a cada lado del tablero separados 10 metros mientras que en el tramo de hormigón se disponen 4 parejas a cada lado, una de ellas anclada al estribo de cabecera izquierda. Este desdoblamiento de tirantes en parejas permitió mantener el reducido espesor de los fustes del pilono pese al mayor número de torones requeridos por los tirantes de retenida.

La construcción del pilono con fustes desplomados transversal y longitudinalmente se realizó mediante encofrados trepantes con paso de 4 metros para lo que se procedió a un apeo horizontal provisional situado entre el tablero y la riostra superior. Junto con la pila, se ejecutó un tramo de tablero de 10 metros en hormigón pretensado que sirvió de plataforma de trabajo mientras que la fase mecánica del vano mixto y el de hormigón se construyeron independientemente del pilono. El vano corto se construyó sobre una cimbra cuajada que fue sustituida por apeos metálicos en las secciones de anclaje de tirantes una vez alcanzada la resistencia adecuada. El vano largo se realizó montando los cajones laterales en módulos de 10 metros de longitud sobre apeos metálicos, dispuestos como en el otro vano. Estos módulos se unieron mediante soldadura, montando a continuación las vigas de piso y los cuchillos laterales. Completada la fase metálica se procedió al hormigonado de la losa superior. Terminados ambos sectores, se procedió a colocar la dovela metálica de cierre del lado mixto y el hormigonado de las dos juntas quedando el tablero apoyado sobre apeos en toda su longitud. El tesado de los tirantes se inició por las dos parejas de retenida para alternar a continuación tirantes del lado mixto con tirantes del lado hormigón de modo que se fueran liberando los apoyos de las secciones apeadas.

El ancho del tablero es de 23 metros que permite una circulación alterna de dos carriles en cada sentido, un refuerzo central de hormigón como mediana, muros protectores en cada lado para viandantes, aceras muy estrechas, enormes petos de hormigón prefabricado y barandillas metálicas oblicuas que reducen aún más el ancho disponible del tablero. Se añaden una serie de discretas farolas para iluminación del puente,  insuficientes a juzgar por colectivos de vecinos que se quejan de la falta de luz en el trayecto del puente así como de inseguridad vial en ambas cabeceras.

En el día de hoy, después de más de 25 años desde su levantamiento, no se ha logrado conjuntar estructura y urbanismo pues aunque gran parte del cauce del Vinalopó goza de ajardinamiento, paseos y jardines, en esta zona más alejada del casco urbano, predomina cierto abandono en las zonas bajas. Junto al estribo izquierdo (desde aguas arriba) existe un paseo bajo el vano menor y hay mayor intento de conjugar paseo, jardines y estética pero bajo el estribo derecho, el abandono es más palpable, donde se han plantado algunas palmeras y poco más, en un ambiente desangelado, cutre y algo sucio. Quizás, lo más llamativo sean algunos grafitis, bien en la pila central o en el muro interior del estribo izquierdo que nos hacen pensar en que -al menos- hay humanos que aprovechan estas enormes masas de hormigón para expresarse libremente. También es interesante la iniciativa del proyecto Víbora II de grafiteros que decora visiblemente la canalización del río Vinalopó en aguas arriba de nuestro puente.

Cojo al vuelo una reflexión muy pertinente de José Ramón Navarro Vera que expuso en un artículo sobre ingeniería y paisaje allá por el año 1.987, unos años antes de que se llevara a efecto el proyecto del puente de la Generalitat: [...] Sin embargo, un puente atirantado es una estructura sometida a tensiones impuestas a voluntad que transmite su potencia al observador y que unido a su gran escala puede producir una intranquilizante impresión de poderío que abruma. En mi opinión, esta sensación próxima al aturdimiento que se provoca cuando estamos ante un gran puente atirantado es un obstáculo que impide la contemplación de sus valores estéticos (si los tiene). Un puente atirantado no es bello en sí mismo. Su efecto de tensión y movimiento unido a la extraordinaria ligereza de sus elementos puede conducir fácilmente a sus proyectistas a la errónea convicción de que la simple funcionalidad de la solución lo hace bello. El resultado, en muchos casos, no es precisamente ése [...] (José Ramón Navarro Vera. Artículo titulado "Ingeniería y paisaje: El nuevo puente de Alcoy" en ROP abril 1987 pág. 243-247).

De alguna manera, a este lobo matrero le sobrecogió este puente y si bien es cierto que  el fundamento de aquella visita a Elche -además de ver unos partidos de rugby- era conocer el Puente de Canalejas y ya con tiempo, seguir el curso bajo del río para deleitarse con otros puentes y pasarelas, se alarmó -es un decir- al llegar al fatídico punto donde esta estructura desproporcionada se comía literalmente el viejo acueducto casi centenario. Días otoñales espléndidos del  año 2.015 trasteando por los puentes y pasarelas de esta ciudad y algo de desasosiego, sí, al cazar este puente fuera de contexto.

Para saber más. Se puede consultar el libro titulado "Treinta años construyendo puentes", obra dirigida por Inmaculada Aguilar Civera y Adolfo Roca Lorente, editada por la Generalitat Valenciana en el año 2.015 y en la que baso mi artículo. Existe un pdf de Dragados con muchas fotografías de la evolución en la construcción de esta obra civil. Artículo sobre el puente de Salvador Monleón en Dialnet-Universidad de La Rioja. El blog local más interesante es el de Urbanity porque nos muestra la colección casi completa de obras pontoneras del Vinalopó en Elx. Otros blogs y webs que aportan fotos y algo de información al respecto son habitatge, jorgemoyol, la cátedra de Pedro Ibarra, cursosdefotografía en un pdf o datilsandtours y hasta un muro de facebook con mogollón de fotos de esta obra, curioso, cuanto menos.

Otros puentes de Elche en este blog:

Cómo llegar: La ciudad de Elx se encuentra en la vieja nacional N-340, entre los PK 715 y 718. La autovía AP-7 circunvala la población por el N pudiéndose tomar las salidas 523 y 518 para ir al centro-villa y a nuestro puente. Si se circula por la costa, esto es, por la nacional N-332, en Santa Pola se puede coger la CV-865 que también lleva a Elx (Elche, en castellano). Dentro de la ciudad, se encuentra al S y tanto la N-340 como la EL-20 por medio de sendas rotondas nos permiten tomar la travesía Elche-Dolores en dirección N hasta llegar al puente ubicado en el Carrer Père Joan Perpinyà.  





Dibujos de alzado y secciones del tablero. DRAGADOS-INTECSA























Interesante serie de fotografías que muestran la evolución de la obra entre los años 1992 y 1993 en documento pdf del ingeniero-director de la obra Felipe Tarquis Alonso.






Cuatro fotografías de la construcción y terminación de la obra que exhibe el libro "Treinta años construyendo puentes", editado por la Generalitat Valenciana en el año 2.015.





















Tanda de fotos de fecha 14.11.2015