viernes, 25 de septiembre de 2015

PONT DE BUIDAOLÍ SOBRE EL RIO BARXELL

PONT DE BUIDAOLÍ  SOBRE EL RÍO BARXELL O RIQUER EN ALCOI-A


Uno de los puentes más interesantes por lo raro de su forma y estructura en la Ciudad de los Puentes, como es conocida la localidad de Alcoy es el que ahora presento. Dada la configuración de este núcleo, que ha crecido entre barrancas y ramblas de gran profundidad continuamente erosionadas por los variados ríos y arroyos cabe pensar que los puentes más antiguos fueron los construidos en las zonas más bajas o cercanas a los propios cauces y así se estiman como los primeros que se hicieron los de Tossal, Alcassares, el del Huerto de Llácer, el Pont Antic de Sant Roc o el de Cadisenyo, por citar algunos.

El puente de Buidaolí es uno de los que se construyen para dar servicio a los obreros que se encaminaban desde sus modestos barrios hacia las fábricas, molinos o industrias que se encontraban o se instalaban en las riberas del río Barxell a principios del siglo XIX. En origen se trataba de una pasarela con tablero de maderamen que cumplía perfectamente su cometido y ante la ruina por efectos de las múltiples riadas  se solventaba rápidamente con un nuevo tablero de madera. Hacia 1.827 el industrial Jerónimo Silvestre propone al ayuntamiento la construcción de un puentecillo más robusto y duradero en piedra que sustituya al de madera y así se hace. Parece ser que como contrapartida al coste de la obra el municipio concede a este hombre la regalía del volumen total de excrementos o estiércol del matadero municipal que explotaría como abono agrícola o materia combustible para los hogares de la época.

El proyecto se encarga al arquitecto local Juan Carbonell Satorre, profesional de prestigio que había sido arquitecto municipal de la ciudad de Alicante y titulado por la flamante Real Academia de San Carlos de Valencia que termina esta obra en 1.828. Posteriormente, intervendría en la construcción de la capilla de la Mare de Deu entre los años 1848 y 1852. Proyectó el bellísimo puente de María Cristina, también en Alcoy, aún cuando allí fracasó en su modelo de un solo arco, ya que los muros laterales eran demasiado pesados y cedieron en parte, seguramente por la lenta consistencia en el fraguado interior de las tongadas de hormigón que llevarían exceso de cal grasa y el propio peso combó o fracturo los paramentos exteriores desde tímpanos hacia la base; se solucionó aligerando el peso con  6 nuevos arcos ojivales en rectificación del proyecto original que termina Jorge Gisbert con el asesoramiento de la propia academia citada y dándose por concluida la obra civil en  1.838. Puente, en definitiva, muy interesante que subiré pronto al blog pues ya lo visité, estudié, medí y fotografié no hace mucho.

Situación actual: Se trata de una pequeña obra aislada ya que se encuentra fuera del primitivo cauce en la que se puede admirar la geometría de un raro arco elíptico con luz de 13,60 metros con apoyo en estribos que definen un viejo camino de tierra (comunicaba el Carrer de Buidaoli con el Camí de la Galera y que conexionaba con el Barranc del Cint i Agres y la Sierra de Mariola). Destaca el dovelado de boquillas e intradós del arco con cantería de buena factura aunque con piezas irregulares y unidades partidas; espacio mínimo de tímpanos o enjutas con mampuestos discretos. Obra inmejorable en estribos con contrafuertes de sillar excelente sobre los que apoya el arco (en viejas fotos observo que estos contrafuertes era angulados, al estilo de tajamares en cuña) y muretes de contención en cabeceras con mampuestos y exceso de mortero, producto de alguna de sus últimas rehabilitaciones. Sobre extradós y a modo de ménsulas, tizones de piedra que soportan una hilada de losas a lo largo del tablero sobre las que reposa un discreto pretil de mampostería; coronando pretiles un pasamanos mixto de piedra y cemento que remata en canto superior convexo. El paso es muy angosto ya que mide 1,60 metros aunque suficiente como pasarela peatonal. La calzada muy abrupta se ha solucionado con un hormigón en masa con variada piedra de sílex. Curiosamente el tablero es a dos aguas, caso único en todo el muestrario pontonero de esta ciudad. Dada la época de su construcción en el que predomina un estilo clasicista del que se aleja nuestro puente, podemos incluirlo en las corrientes eclécticas incipientes que toman muestras del medievo, bizantino e incluso barroco.

Se encuentra ubicado en el conjunto de una especie de parque con estanque incluido, recordando los espacios románticos de una época ya desaparecida. Pierde cierta prestancia al encontrarse excesivamente bajo sobre su cota original ya que es zona de colmatación de arenas y lodos y parece que en sus rehabilitaciones no se ha considerado oportuno dragar el entorno para que mejore su estampa. Citaba el arco como elíptico pero ciertamente, si se eliminaran los estratos de arena hasta llegar a salmeres se podría catalogar como un arco escarzano. Por demás, el enclave es interesante y además del esparcimiento de paisanos y visitantes sirve parta acentuar la propia monumentalidad de esta obra civil, eso sí, siempre bajo el peso o gravedad del imponente viaducto de San Jorge, a escasos metros de este modesto puentecillo. Su estado de conservación es aceptable; no existe señalización de información hacia el puente ni cartel in situ que informe sobre la obra y sus vicisitudes.

Cómo llegar: Se encuentra en el barranco del río Barxell, también llamado Riquer, como decía, bajo el gran viaducto de San Jorge, icono de la propia ciudad. A través del paseíllo de tierra se accede también a la zona amurallada. El acceso a Alcoy se hace por la carretera nacional N-340, por la autovía A-7 que tiene varias salidas a la población, o bien, si se accede desde la Costa Blanca, por la CV-70 que es la carretera autonómica que une Benidorm con Alcoy.

Para saber más:

Blog Rutas y Vericuetos: rutasyvericuetos.blogspot.com/2011_11_01_archive.html

Blog Diari de Retalls: diarideretalls.blogspot.com/.../la-volta-als-ponts-iii.ht...

Libros:
* Los pequeños puentes urbanos de Alcoy. J. Cortés Miralles. Edición propia, 1986

* Alcoy, el abrazo de los puentes. Ximo Llorens y fotos de Francisco Grau. Edición del Ayuntamiento de Alcoy, 2002

Artículos:

Se hacen referencias a esta obra en el artículo que escribí para la revista SOLO FURGO nº 177 de noviembre 2.015 titulado "Los puentes de Alcoy". También en la revista Ministerio de Fomento, nº 657 de enero de 2.016 titulado "Pontonera de tradición" en:

http://www.fomento.gob.es/NR/rdonlyres/F0FF5B42-3546-4F46-B0B1-157EEF89CFBE/135606/En16_21.pdf







Tanda de fotos de fecha 27.07.2015



Bonita foto con contraste de arcadas y estilos pontoneros cogida de una web que no recuerdo.


Vieja fotografía de C. Laporta, probablemente de principios del siglo XX

No hay comentarios :

Publicar un comentario