martes, 11 de abril de 2017

PUENTE DEL PALACIO DE ALTAMIRA

PUENTE DEL PALACIO DE ALTAMIRA SOBRE EL RÍO VINALOPÓ. Elche-Alicante
M-340 PK 716-722



Entre la espléndida colección pontonera de Elx (Elche en castellano) hoy me fijo en una obra civil relativamente moderna pero muy necesaria para el buen desarrollo de esta ciudad allá por los años 60 del siglo XX. El desmesurado crecimiento de Elche en tiempos del desarrollismo, donde llegó a alcanzar la cifra de 100.000 habitantes, obligaba a la administración municipal a diseñar nuevos planes de comunicación entre zonas de creciente urbanismo y el propio núcleo o casco viejo.

La profunda vaguada que forma el río Vinalopó en toda la ciudad era un problema a resolver y el precioso puente de Canalejas, construido en 1.912 por Mariano Luiña ya no daba más de sí para absorber los tráficos urbanos. El crecimiento de las zonas del NE que configuran los barrios del Sagrado Corazón y Carrús hace necesario un nuevo cruce sobre este río.

Se aprueba un proyecto de puente moderno en 1.948 y se inician las obras al año siguiente bajo la dirección del ingeniero Antonio Pérez de la Torre siendo la empresa constructora Entrecanales y Távora. En 1.962 el Ayuntamiento aprueba una nueva modificación de la obra denominada "Pavimentación y chapado de las pilastras del puente de Altamira" con lo que se remata la estructura. Las obras de llevan a cabo y se terminan en el mismo año 1.962 bajo la dirección del ingeniero Sebastián Canales y con la intervención de los arquitectos municipales Pérez Aracil y Serrano Peral.

Características actuales de la obra: Se trata de un puente-arco de hormigón armado con un vano central sobre el cauce y tres laterales que ahora quedan sobre los paseos laterales, dentro del interesante proyecto de urbanización y ajardinamiento lineal del cauce del río a su paso por la ciudad.

Tiene una longitud de 86 metros y un ancho de plataforma de 15 metros. Dispone de un gran vano de arco escarzano franqueado por tres vanos adintelados hasta estribos con luces de 6+10+46+10 metros y una flecha en el arco central de 6 metros y altura en clave sobre lámina de aguas de 20 metros.

En realidad el arco central es la unión de 4 arcos paralelos de hormigón armado de sección rectangular que se conectan a través de riostras y montantes de similar escuadría y que sirven para soportar el peso de la amplia losa de hormigón armado que constituye el tablero. Los tímpanos del arco se aligeran con montantes de sección rectangular que quitan pesadez a la obra. El peso del arco central descansa en robustas pilas piramidales, al modo de baluartes, de hormigón armado y chapadas en placas de piedra de esquisto, simulando sillares y con un grueso llagado de mortero terroso. En extremos, un vano apoya directamente en su estribo y en lado contrario, sobre cuatro columnas en zona media y en extremo sobre el estribo correspondiente. Estos estribos son de hormigón e igualmente, se han forrado con placas de piedra en obra semejante a la de las pilas centrales.

En superficie, destaca el tablero de hormigón armado  con vuelo en ambos cantos y que da la anchura de 15 metros para calzada de tres carriles, dos en un mismo sentido y otro en sentido contrario, biondas, muretes de hormigón huecos con jardineras y viales peatonales en ambos lados. Sobre cantos, sencillas barandillas de hierro pintadas de blanco.

En los años 90 del siglo XX y dado su deficiente estado de conservación, el Ayuntamiento encarga al estudio Torroja Ingenieros, S.L. una actuación puntual sobre determinadas partes del puente. En plataforma se reemplazaron todos sus elementos, incluyendo pavimentación, impostas, biondas y señalización. En la estructura se procedió al saneamiento y reparación de fisuras, eflorescencias, zonas con armadura vista con corrosiones y se procedió a un acabado de protección uniforme. También se eliminaron los grafitis y se completó elementos de piedra perdida en pilonos, estribos y aletas. En su entorno se repararon las escaleras de acceso, se mejoraron los taludes con encachado de piedra irregular y los paseos bajo el puente.

Su aspecto actual es bueno y es bien visible desde el cauce porque está inserto en una zona de paseos en ambas márgenes del río. Difícil de fotografiar en su conjunto por la amplia arboleda que lo circunda. No se observa que existan carteles informando de la obra.

Otras obras pontoneras de Elx (Elche):


Cómo llegar: La ciudad de Elx se encuentra en la vieja nacional N-340, entre los PK 716 y 722. La autovía A-7 circunvala la población por el N pudiéndose tomar las salidas 523 y 518 para ir al centro-villa. Si se circula por la costa, esto es, por la nacional N-332, en Santa Pola se puede coger la CV-865 que también lleva a Elx .Dentro del propio cauce que cruza la ciudad, se localiza en la zona central, junto al conocido Palacio de Altamira, del que toma el nombre.



Primera instantánea que hice donde se puede ver el puente, el 18.08.1881 cuando se acababa de rehabilitar el cauce con obras de encauzamiento, paseos y jardines.


Postal de fecha 28.09.1882. Se aprecia un puente rehabilitado recientemente.


Foto de fecha 11.10.2012


Foto de fecha 14.11.2015 vista desde el puente de Canalejas.


Foto de fecha 13.03.2014 entrando por la cabecera del Palacio de Altamira.









Tanda de fotos del antes y después de la intervención para su rehabilitación. Web de Torroja Ingenieros, S.L.


No hay comentarios :

Publicar un comentario