miércoles, 25 de noviembre de 2015

PUENTE DE VILLAELES DE VALDAVIA-Palencia

PUENTE DE VILLAELES DE VALDAVIA-P SOBRE EL RÍO HOMÓNIMO. 

CARRETERA P-230 PK 22


Este bello y elegante puente se eleva sobre el cauce del río Ucieza y cubre la amplia terraza que ha formado el propio río en la paramera de la comarca palentina denominada Vega-Valdavia.

Es una construcción típica propia de los puentes de principios del siglo XX que tenía normalizados el Ministerio de Fomento por aquellos años para estructuras de hormigón y chapados en piedra de la zona. Quizás, esta tipología sea la más frecuente en nuestras carreteras de primer y segundo orden para obra civil de la primera década del siglo XX. Me ha llamado la atención su calidad y buena factura para un puente situado en una calzada que debemos considerar de tercer orden. Lo cierto es que el río Ucieza, nada regulado por presas, en momentos de grandes lluvias y deshielos rápidos en montaña (Sierra del Brezo) puede llevar grandes caudales que producen riadas devastadoras. El viejo puente de madera sufriría continuas ruinas y se decidió hacer una obra más permanente. Son los momentos propicios, con la llegada de Alfonso XIII y los famosos directorios del general Primo de Rivera, fechas en la que se construyen o renuevan miles de kilómetros de nuestras abandonadas carreteras.

Características de la obra actual: Se trata de una estructura perpendicular al cauce con una longitud de 135 metros incluidos estribos y una anchura aproximada de 5 metros. Dispone de 5 vanos con arcos rebajados y luces variadas desde 11 a 9 metros. Basas gruesas de hormigón hidráulico reforzadas con piedra caliza de sillería regular y gastada sobre las que apoyan cuatro pilas de 1,30 metros de canto que cubren toda la bóveda y llegan hasta los arranques de arcos; en extremos se redondean ya sea en lado tajamar así como en el contrario y se adornan en cénit con un airoso sombrerete semi-cónico se una sola pieza.  Intradós excelentemente conservado en todas las bóvedas, con pocas manchas de calcificaciones o humedades, en un buen trabajo de cantería de piedra arenisca con dovelas regulares y perfectamente ensambladas. Las boquillas muy bien trabajadas y regulares marcan la curvatura de los arcos hasta su apoyo en salmeres trapezoidales de excelente traza. La parte de paramentos es muy reducida pero la fábrica es perfecta con hiladas horizontales, de cubicaje regular y cuidado y esmerado trabajo en rejuntes o remates. El llagado de mortero parece actual pero no excesivo. Dispone de una moldura longitudinal (línea de impostas) en ambos cantos que amplía su geometría y da relieve y belleza a la obra. Estribos largos  de hormigón en masa muy bien forrados de sillar de piedra arenisca. En tablero todavía mantiene los viejos pretiles, muy anchos, en buen estado pero que dan cierta angostura a la obra civil. En cabeceras hay mayor holgura y permite la espera de los vehículos para ceder el paso a los de dirección contraria. Junto a pretiles todavía se conservan algunos guardarruedas cónicos. Firme con varios recrecidos de hormigón asfáltico en aceptable estado para los escasos aforos que soporta la vía.

Aunque la obra civil se encuentra en buen estado se observan fisuras entre sillares, algunos quebrados y otros demasiado sueltos, incluido un sombrerete de tajamar. Dado que es una estructura centenaria debería significarse con algún cartel informativo sobre el proyecto e historia. No tiene limitaciones de circulación por masa o anchura, salvo la citada por preferencia de paso.

Lo más significativo -desde mi punto de vista- es su amplia panorámica. Prácticamente exenta de los típicos bosquetes de chopos que impiden la contemplación y fotografía de la obra civil. El arbolado, generalmente pegado al puente, es una pesadilla constante para el cazador de puentes y de ello no se libran ni las obras más históricas y famosas de nuestro país pero, curiosamente, la miopía, desidia o falta de conocimiento e interés de los responsables de su mantenimiento , siguen insistiendo en el pertinaz error de mantener bosquetes y matorral denso junto al puente, cuanto más alto e intrincado, mejor.

Cómo llegar: Se encuentra en la influencia de la autovía A-67 (Palencia-Santander) y deberemos tomar la salida 71 para seguir por la carretera provincial P-232 dirección N/NW hasta Sotobañado y Priorato donde podremos coger nuestra carretera P-230 y al llegar a su PK 22, después de cruzar el pueblo de Villaeles, encontraremos el puente. Núcleos cercanos por los que se accede a la P-230 son Herrera de Pisuerga y Saldaña.








Tanda de fotos de fecha 30.03.2013



Fotos del tablero de fecha 13.08.2014


















Tanda de fotos de fecha 26.12.2016


No hay comentarios :

Publicar un comentario