viernes, 21 de octubre de 2016

PUENTE DE SIGÜEIRO SOBRE EL RÍO TAMBRE

PUENTE DE SIGÜEIRO-A Coruña SOBRE EL RÍO TAMBRE

N-550 PK 49,300

La interesante carretera nacional N-550 cruza el territorio gallego siguiendo la línea imaginaria que representa el meridiano 8º 30´ W desde su nacimiento en A Coruña hasta los límites fronterizos con Portugal en Tuy, a lo largo de 180 kilómetros. Aunque esta carretera ya se encuentra desdoblada en su totalidad por las autovías AP-9 y la A-55 continúa teniendo bastantes tráficos, en principio para evitar los peajes y en la A-55 porque la vieja carretera es la que cruza núcleos de importancia comercial e industrial.

Lo cierto es que para conocer la Galicia occidental es una buena idea viajar por la N-550 con tranquilidad y sosiego, parando en los muchos lugares de interés que tiene. Entre ellos, y lógicamente debido a su puente, hoy me entretengo en el pueblo de Sigüeiro, aproximadamente en el PK 49 de la carretera nacional, muy cerca de Ordes y de Santiago de Compostela. Pertenece al Concello de Oroso que atiende 11 parroquias y la municipalidad la ostenta Sigüeiro. Entre la amplia monumentalidad de esta zona, con variados castros celtas, iglesias y pazos, destaca el "Ponte medieval do Sigüeiro", construido en el siglo XIV por el todopoderoso noble gallego Fernán Pérez de Andrade. Según cuenta el ilustrado Padre Sarmiento en relatos de caminería, allá por el año 1.755, existía un blasón tallado en piedra de la noble familia de los Andrade en la cabecera del puente (Hoy se puede contemplar en el Museo del Castillo de San Antón en A Coruña). Existe documentación sobre una posible reforma en el siglo XV y a lo largo de los siglos se habrá rehabilitado en diferentes ocasiones. A finales del siglo XX se acomete la obra del ensanche del tablero para armonizarlo con el de carreteras nacionales.

Dado que Sigüeiro se encontraba en la vieja calzada romana que unía Bracara Augusta (Braga) con Lucus Augusta (Lugo) y probablemente con Flavium Brigantium (junto a la actual A Coruña y su faro romano) en la vía XX del Itinerario Antonino, deberíamos de creer que para cruzar un río, generalmente caudaloso, como el Tambre, los ingenieros romanos construirían un buen puente de fábrica. Se lo llevaría el tiempo, alguna potente riada o fue destruido en alguna de las numerosas guerras acaecidas en aquellos lares. Sí es cierto que, observando muchos de los sillares de algún arco, se aprecia la buena talla y cubicaje, propio de los maestros canteros romanos aunque el trabajo de cantería gallega en el medievo se asemeja mucho a la traza romana bajoimperial por lo que resulta difícil asignar su origen aunque sí parece evidente una impronta bajomedieval en esta infraestructura civil.

Características de la obra: Actualmente, podemos observar 6 vanos de arcos variados; especialmente interesante es el de la cabecera derecha aguas arriba, de estilo gótico-ojival y doble boquilla. El resto, de muy diferente luz, son arcos de medio punto. Atendiendo a la altura de sus claves, debió de tener tablero alomado, aunque actualmente es plano. En la parte naciente presenta unos imponentes tajamares en cuña y "aguas abajo" de forma cuadrangular. Las diferentes restauraciones que ha tenido modulan un puente soberbio, en el que todo está perfecto: sillares, juntas, paramentos, bóvedas y boquillas. Al menos, en cuatro de sus arcos hay doble hilada en el intradós, con un ligero escalón en los arcos exteriores semejando archivoltas y  que realza la obra civil. Pudiera ser que la hilada se hiciera para reforzar la resistencia de los arcos, pero lo cierto es que el ojival ya se construyó con doble boquilla. La longitud del tablero es de 37 metros, ampliándose hasta 61 metros con estribos y plataformas de aterrazamientos. Mantiene un ancho total amplio, de aproximadamente 13 metros, incluyendo viales peatonales hasta las barandillas de hierro en bordes. La separación entre aceras y calzada se hace con biondas. Se permite una holgada circulación cruzada y no existe limitación de tonelaje para vehículos pesados.

No obstante, lo más significativo del puente viejo de Sigüeiro es que aún permanece. La historia (especialmente la contemporánea) nos demuestra que lo normal en un puente viejo y estrecho, ubicado en una vía de amplio tránsito -alto aforo de vehículos pesados- , se demoliera, construyéndose a continuación un nuevo puente de hormigón. Aprovechando la buena fábrica de éste, sus potentes pilas y amplios tajamares, se optó por ensancharlo y rectificar su rasante. Así, la solución fue el ensanche mediante voladizos laterales de hormigón (probablemente fabricados in situ) que descansan en pilas y tajamares de ambos lados. Esto se pudo hacer porque la buena cimentación original y las condiciones geotécnicas lo permitieron. La solución moderna, sin duda, desfigura el puente original, pero dentro de lo que cabe, nos permite admirar un viejo puente medieval que, de otro modo y como ha ocurrido en muchos casos, hubiera desaparecido como víctima -una más- del voraz y ciego desarrollismo.

La poblada maraña de flora de ribera y las fragas de castiñeiros y carballos me impiden obtener una instantánea de la obra plena; existen en internet algunas, pocas, en las que se puede admirar el conjunto, o al menos, el equivalente a cinco arcos. Hay intención de exhibir esta obra, inserta en un paseo o vía por una de las riberas para visita o esparcimiento de turistas y lugareños. Esta calzada fue camino real y -especialmente- forma parte del "Camino Inglés" que lleva a multitud de peregrinos a Santiago de Compostela cruzando este puente.

Bien, ahí sigue reforzado y bien mantenido el antiguo puente sobre el río Tambre, incrementando nuestro bello e interesante patrimonio lineal carreteril. Como está situado a la entrada del pueblo desde el N, es fácil aparcar en las cercanías y bajar a las orillas para poder contemplarlo. Dispone de señalización de tráfico anunciando el monumento y existe un buen cartel informativo sobre su historia junto a cabecera izquierda.

Más información:
BIODIVERSIDAD VIRTUAL-ETNOGRAFÍA:
http://www.biodiversidadvirtual.org/etno/Puente-medieval-de-Sigueiro-img29992.html
Artículo sobre este puente y el camino completo de la N-550 en la revista Solo Camión nº 296 de octubre 2.014.
Concello de Oroso: https://www.concellooroso.com/docu/doc/guia_turismo_cas.pdf

Cómo llegar: Se encuentra en la carretera nacional N-550 (A Coruña-Tuy) en su PK 49,300. El acceso más rápido a esta zona es por la autovía AP-9 salida 55 y también se accede al pueblo por la provincial DP3801 desde el NE en Cimadevilla.


Foto de Guía de Turismo Ayuntamiento de Oroso.











Tanda de fotos de fecha 05.06.2014





Única foto que he encontrado del puente anterior a su reforma y ensanchamiento, probablemente de finales de los años 90 del siglo XX. Se recoge en el blog de Legio IX Hispanica. Se trata del segundo vano desde margen derecha, aguas abajo, apreciándose el arco de una sola boquilla,el contrafuerte o espolón y el macizo pretil de fábrica de sillería.




Dos instantáneas de las fuertes crecidas del río a su paso por Sigüeiro el 08.01.2016 fotografiadas por Álvaro Ballesteros y publicadas en La Voz de Galicia.





No hay comentarios :

Publicar un comentario