jueves, 1 de septiembre de 2016

PUENTE DEL EMBALSE DE LOS BARRIOS DE LUNA

PUENTE INGENIERO CARLOS FERNÁNDEZ CASADO SOBRE EL EMBALSE DE BARRIOS DE LUNA.
AP-66 PK 96 Y CL-626 PK 53-54


Se trata de un puente atirantado que forma parte de la autovía AP-66 ubicado en la Comarca de Luna en tierras leonesas y cruza la gran masa de aguas contenidas en el Embalse de Los Barrios de Luna por su brazo principal, más o menos a la altura del pueblo de San Pedro de Luna, hoy desaparecido bajo el pantano. Allí vierten caudales el propio río Luna así como sus afluentes, el río Pereda y el Malo además de una docena de arroyos entre los que destacan el de Pobladura, Valdecanales, del Mortero, Caldas o Peña del Salto.
Se construyó entre los años 1.979 y 1.983 y fue el puente atirantado con el vano de mayor luz del mundo (440 metros) hasta 1.986 fecha en que se terminó el puente Alex Fraser en la Columbia Británica. También batió el record del mundo para puentes atirantados de hormigón pretensado hasta el año 1.995. Respecto a nuestro territorio, cabe señalar que hasta fecha muy reciente -24 de septiembre de 2.015- también tenía el record de puente con vano adintelado de mayor luz, momento en el que se inaugura el Puente de la Constitución de 1.812 en la bahía de Cádiz con 540 metros de luz en su vano principal, obra ésta también diseñada por la oficina de proyectos de Carlos Fernández Casado, S.L.
Volviendo a nuestro puente, señalar que el proyecto fue realizado por Javier Manterola Armisen y Leonardo Fernández Troyano, directores de CARLOS FERNANDEZ CASADO, S. L. en colaboración con Miguel Ángel Astiz Suárez y Miguel Ángel Gil de la misma empresa siendo el jefe de equipo Amando López Padilla. Las obras fueron contratadas por HUARTE Y CÍA., S. A., siendo responsable de las mismas José Manuel López Sáiz. Los jefes de obra fueron Enrique Suárez Cuevas y José Luís Escudero Villarín, en diferentes fases de las mismas, bajo las órdenes de Alfonso García Jiménez, jefe del tramo de autopista. Como jefes de ejecución en cada uno de los lados estuvieron Javier Ubierna Moreno y Nicolás Poyato Ferrer, auxiliados por los encargados generales Manuel Nieto Oro y José Dorado Lozano.

Por parte de AUCALSA, empresa concesionaria de la autopista, el máximo responsable fue Javier Núñez Martínez, subdirector general y jefe de construcción de la misma, auxiliado por Vicente Tercero López como subdirector de Construcción: José Morant Cardona como jefe de la Unidad Técnica del tramo de León, por Félix Otaegui como jefe de control del puente y Javier Arraiza, jefe de Control y Calidad del tramo de autopista.

Durante la ejecución, el seguimiento de obra se llevó a cabo por Pablo Díaz Simal y Amando López Padilla de CFCSL con permanencia constante en obra.

El Ministerio de Fomento decidió ponerle el nombre del insigne ingeniero Carlos Fernández Casado (1905-1988) en agradecimiento a su competente labor como ingeniero innovador, docente e historiador del mundo del puente, quizás el primer técnico que trató de inventariar el acerbo pontonero significativo de nuestro país. También es el creador de la oficina de proyectos que lleva su nombre, fundada el año 1.966.

Características de la obra: La longitud total de la estructura es de 643,500 metros y dispone de dos pilonas que dividen el puente en tres vanos, siendo el central de 440 metros de luz y dos laterales de 66,75 metros cada uno. Puente atirantado fijo en sus extremos a los contrapesos y sección en cajón multicelular. El ancho del tablero es de 22,50 metros y el canto llega hasta los 2,50 metros. En su punto central dispone de una articulación que permite dilataciones de hasta 5 dms. Cada torre soporta 2x27 tirantes delanteros y 2x28 traseros (total del conjunto: 220 cables). La altura de estos pórticos es de 123 metros hasta lecho, de los cuales, 90 se elevan sobre rasante y las columnas de estas horquillas entre ejes se separan hasta 20 metros, arriostrándose entre sí a dos alturas. Fue construido por el sistema de avance en voladizo con dovelas hormigonadas "in situ" de 4 metros de longitud, aproximadamente, que se ensamblaban con carros de avance. Se atiranta cada dos dovelas. El tablero se pretensó con barras de acero en su sentido longitudinal reforzándose con cordones transversales. Las pilas son de armadura pasiva y tanto la zapata N así como los estribos también van pretensados.
Esta maravilla contemporánea se puede clasificar como uno de los mejores puentes en activo de nuestro país. Independientemente de sus premios, en cualquier colección de obras pontoneras significativas, puede que se la incluya entre la primera docena. La revista del MOPU (ahora Ministerio de Fomento) en su número 345 de julio-agosto de 1.987 hizo un monográfico de puentes de España. Conservo el desplegable adjunto a esta revista donde sobre un gran mapa de la península el ilustrador Antonio Aragüez Vela dibuja con mucho acierto y maestría un ramillete de nuestras grandes obras, donde están presentes el Puente de Alcántara, el romano de Mérida, el de San Martín en Toledo, el de Triana en Sevilla, el de Las Ovejas en Ciudad Real, el Viaducto del Pino en tierras zamoranas, el de Frías, el de Luco de Jiloca o el de Besalú, por citar unos pocos. Entre los más modernos y atirantados, Aragüez dibuja el de Fernando Reig en Alcoy, el de Rande y, cómo no, nuestro bello puente de Barrios de Luna.
Recojo a continuación la reseña que hace esta revista de nuestro puente, en artículo del que se encarga Gloria Otero: El puente de Barrios de Luna está situado en el cruce de la autopista Campomanes-León sobre el pantano del mismo nombre y es el segundo record mundial que ha conseguido nuestro país, después del que obtuvo el de Martín Gil en el año 1.942. Sus autores, Manterola, Fernández Troyano y el equipo de ingenieros de la oficina de proyectos C.F.C. S.L. estudiaron 22 soluciones distintas antes de decidirse por el puente atirantado que se convertiría en el más grande del mundo por dos conceptos: su tipología y su material (atirantado y de hormigón pretensado). Se estudiaron soluciones consistentes en realizar un puente con varios vanos pero esto obligaba a realizar cimentaciones en el seno del pantano. Se analizaron exhaustivamente las condiciones del lecho y llegaron a la conclusión de que la solución más barata era saltar de lado a lado del pantano sin apoyos intermedios, cubriendo de golpe los 440 metros de luz. La tipología elegida había sido ensayada por los autores del proyecto en el puente sobre el río Ebro, autopista de Navarra. Es un modelo de puente surgido en Europa en los años 60 del siglo XX y que se adecuaba a los cauces de entre 100 y 500 metros de anchura, medida estándar de los países centroeuropeos. El de Barrios de Luna se construyó en 4 años por el sistema de avance en voladizo y con personal íntegramente español (138 operarios y técnicos). Es un éxito no sólo técnico, sino estético porque, como dice Javier Manterola, "Los puentes tienen que ser buenos. Y si lo son, son estéticos."
A mí, me gusta mucho una frase al respecto de José Manuel López Sáiz, director de la obra por parte de la constructora, Huarte y Cia. que dice, simplemente: "Los remates se hicieron con cariño, tanto durante la ejecución de los hormigones como en las aceras, barandillas, defensas o rodadura..., con intención de hacer honor a la calidad del proyecto".
Para saber más: En la web de CFCSL se aporta información y fotos de la obra. La wiki también tiene una voz dedicada a este puente con bastante información. La revista del MOPU a la que ya he aludido. El libro Puentes de España. Tránsito de culturas, de varios autores, editado por Ibercaja según copia de Lunwerg de 2.009 y que, quizás, posee la mejor foto en panorámica de esta estructura. En los dos tomos del libro Tierras sobre el agua, de Leonardo Fernández Troyano, se aporta información y fotos del puente y un amplio capítulo de los atirantados, en sus variadas formas, construidos en el mundo. Muy completo y explicativo es el trabajo que hizo José Manuel López Sáiz en Informes de la construcción, revistas CSIC, volumen 36 nº 359-360 de abril y mayo de 1.984 sobre esta obra en la que participó como director de la constructora Huarte. Respecto a la ruta de acceso, especialmente la calzada CL-626 y los puentes del embalse de Barrios de Luna -entre otros del itinerario- se puede consultar el artículo que escribí para la revista Solo Furgo en su número 189 de noviembre 2.016. Más información y fotos en el artículo de Luis Solera Selvi para La Nueva Crónica de León en la edición del 22.07.2017.
Cómo llegar: Se encuentra en el PK 96 de la autovía AP-66, sector de la conocida Autovía de la Plata o A-66 que une Sevilla con Gijón. También se puede acceder por la carretera autonómica CL-626 (Eje subcantábrico) que pasa por debajo de uno de sus vanos, entre los PK 53-54 de la misma.





















Tanda de fotos de fecha 18.08.2016



Dramática o impactante imagen que presenta el diario El Norte de Castilla de fecha 26.08.2017 con un embalse de Los Barrios de Luna, prácticamente seco. Imagen muy poco habitual de nuestro puente en una toma realizada por el fotógrafo de Reuters Eloy Alonso.


FOTOS DEL PROCESO CONSTRUCTIVO


 Foto de Tchin Albano del libro Tierras sobre el agua.


Foto de la web de Carlos Fernández Casado, S.L.







Fotos de la web leonolvidado.es



Dos fotos de Leonardo Fernández Troyano en el libro Tierra sobre el agua, tomo II.


Foto de la web leonolvidado.es



Dibujo de alzado de los puentes atirantados con mayor luz hasta finales del siglo XX del libro Tierra sobre el agua, tomo II.


No hay comentarios :

Publicar un comentario