lunes, 5 de septiembre de 2016

PUENTE VIEJO DE PUENTE ALMUHEY. León

PUENTE VIEJO DE PUENTE ALMUHEY-LE SOBRE EL RÍO CEA

CL-626 PK 161 Y LE-232 PK 48,600

Se trata de uno de los múltiples casos en que una población, ciudad o aldea se crea o cobra identidad con la construcción de un puente que cruce las aguas de un río. Normalmente, el puente es lugar de paso, de reunión, de descanso y pernoctación para multitud de viajantes y pastores que caminaban por aquella vía. Con el tiempo, se edifica una posada o venta, después llegará la ermita o la pequeña iglesia y en seguida, aparecen más casas, chabolas y edificios de apoyo, como son carpinterías (para arreglar ruedas o chasis de carruajes), herrerías (para arreglo o sustitución de ejes de hierro y piezas de carruajes, herraduras, etc.) y otros negocios necesarios ya que este puente -cualquier puentes- se encontraba lejos de la villa o población más próxima, normalmente a dos o tres leguas ya era una distancia considerable para acudir en ayuda de cualquier rotura o, simplemente conseguir víveres.

De hecho, Puente Almuhey no tuvo nunca identidad de villa o aldea pero fue creciendo al amparo de las gentes que se congregaban junto al puente, siempre en tránsito. Eran tierras que dependían de la Orden de Malta, quienes edificaron un monasterio y la famosa Ermita de la Virgen de las Angustias del siglo XII, en la entrada del puente. Seguramente llevaban la administración y el pontazgo de esta obra. Con el tiempo se construyeron varios molinos de aceite y harina. Como Puente de Muhey se le cita en el Catastro de Ensenada de 1.752. Ha sido un puente muy utilizado por peregrinos que se desviaban del Camino francés con intención de llegarse hacia la Liébana y su monasterio para continuar por el Camino del Norte, por la costa cántabra ya que hay constancia de la existencia de un hospital de auxilio al peregrino o viajante en la cercanía del puente.

Actualmente pertenece a la Comarca de la Montaña Oriental leonesa, partido judicial de Cistierna y como es una pedanía se ha adscrito al municipio de Valderrueda; se encuentra cerca del límite provincial con Palencia, a una docena de kilómetros de Guardo.

Dado que por aquí pasaba la vieja calzada de origen romano llamada Del Pando en dirección hacia el N cabe pensar que hubiera un puente de madera que cruzara el río Cea por este punto. El puente desapareció o fue reformado por musulmanes o cristianos a lo largo del Medievo; las sucesivas ruinas y reparaciones hacen pensar en que su estructura ha sido modificada ostensiblemente.

Características actuales del puente: Dado que la vías donde está ubicado eran caminos reales, proponemos que la actual infraestructura se corresponde con el estilo clasicista propio del siglo XIX en época de Carlos IV aunque su origen pudiera ser medieval. Es un puente relativamente corto, con tres vanos, el central con arco de medio punto y  doble luz que sus contiguos, más pequeños y rebajados. La fábrica es de piedra caliza, bien dispuesto en sillares lisos, homogéneos, escuadrados, aunque con variado cubicaje, dispuestos a soga y a hueso, apreciándose las variadas  rehabilitaciones posteriores bien en sillería de muros, tímpanos y estribos, además de la excesiva incorporación de  mortero como tapajuntas. Las bóvedas están soberbiamente elaboradas -especialmente en los arranques- con amplias dovelas de un metro de largo (opus quadratum) y una talla minuciosa que desarrolla plenamente la rosca. Buen trabajo exterior en lienzos con hiladas bien dispuestas en su horizontalidad  y boquillas de arcos. La clave del arco central llega hasta rasante; los otros dos más bajos, pesados y ligeramente abiertos (ello indica que probablemente la obra original era con tablero a dos aguas y de origen medieval que tras una ruina completa se decidió reconstruirlo siguiendo las formas propias del siglo XIX). Como única decoración, un listel o moldura sobresaliente que soporta los pesados pretiles de piedra, también con añadidos de hormigón en masa. Dispone de dos tajamares en cuña -aguas arriba- que llegan a coronación y habilitan apartaderos. Aguas abajo, dos espolones cuadrangulares a modo de contrafuertes que también se constituyen en pequeños apartaderos en zona de tablero. Como digo, tablero horizontal con entradas en ligera rampa y abocinadas para el buen paso del ganado. Por lo demás, parece que se mantiene en forma, como puente peatonal y con la incorporación de un solado de cemento y baldosas antideslizantes, varias farolas de estilo fernandino y una cutre fuente en cabecera izquierda. No existe información viaria sobre la obra ni paneles que informen de su historia y vicisitudes. Más información y fotos en el artículo de Luis Solera Selvi para La Nueva Crónica de León en la edición de fecha 08.07.2017.

Junto a él, se ha construido un puente-viga moderno de hormigón armado para dar mayor fluidez al tráfico de la carretera provincial LE-232 pero está tan pegado al puente viejo que anula la belleza y prestancia de éste último además de que impide el plano general para ser fotografiado o simplemente admirado desde aguas abajo.

Cómo llegar: Es uno de los puentes más interesantes que se pueden ver en la ruta conocida como "Eje Subcantábrico" o carretera autonómica CL-626. Se encuentra al llegar a la villa por esta calzada en su PK 161. También se puede acceder por la provincial LE-232 en su PK 48,600 donde termina esta calzada que viene de Sahagún y de Almanza. 
















Tanda de fotos de fecha 20.08.2016


PUENTE NUEVO









Tanda de fotos de fecha 20.08.2016


No hay comentarios :

Publicar un comentario