miércoles, 11 de octubre de 2017

PONT NOU DE SANT ROC. Alcoi

PONT NOU DE SANT ROC SOBRE BARRANQUET DE SOLER O RIU UXOLA. 

N-340 PK 795


Esta obra civil decimonónica refleja muy bien ese momento de esplendor y pujanza de la industria y economía alcoyana pues se trata de una soberbia construcción, hecha con excelentes materiales y en un estilo grandilocuente, diría que hasta ecléctico, intentando romper la hasta entonces costumbre de tender puentes minúsculos, de baja rasante y que no servían para la expansión de la ciudad. Acometer el proyecto de salvar un barranco tan pronunciado era un reto pero también era de necesidad para una incipiente planificación urbanística de tipo reticular, amplia y abierta que enlazaba con un futuro prometedor.

Mediado el siglo XIX era necesario abrir una ruta más directa hacia los mercados de oriente y el Mediterráneo evitando los tránsitos tortuosos por el casco viejo de Alcoi o el cruzamiento de pontones estrechos y a veces en ruina, tras cualquiera de las muchas riadas impetuosas que dañaban la serie de puentes históricos sobre el río Barxell. Se proyecta un eje N/S acondicionando viejos caminos de herradura que buscan la conexión a través de Xátiva con Valencia y hacia el SE con Alicante. Ese eje que conforma la actual Avenida de l´Alameda fue durante mucho tiempo un camino secundario, luego calzada de segundo orden, calzada comarcal bajo matrícula C-3313 y tras los ajustes en el ámbito de las carreteras nacionales no radiales, ya en 1.964 se incorpora este tramo a la mítica nacional N-340 (la carretera más larga de la península y que sigue un itinerario muy semejante al de la milenaria Vía Augusta romana). Con el auge comercial y de tráficos que provocó el boom automovilístico, la nacional se quedo estrecha y entre los años 1.983 y 1.987 se acomete un curioso proyecto de variantes para la N-340 que implicó en este caso una amplia travesía dirección S por la actual Carrer Na Saurina d´Entençsa y Santa Rosa mientras que para los tránsito en dirección  N/NE se utiliza la Avenida de l´Alameda que es propiamente la N-340 pues hasta dispone de un viejo mojón clavado en una de las aceras (cabecera izquierda del puente) que pertenece al Plan Peña de los años 40 del siglo XX aunque bien es cierto que su capirote original sería verde, cuando todavía era calzada comarcal. Precisamente, en esta última travesía es donde se construyó nuestro puente salvando el pronunciado barranco de Soler o rio Uxola, aproximadamente 200 metros antes de su confluencia con el río Barxell. Observo que se le cita mucho como Uxiola y entiendo que será su nombre castellano. Curiosamente, en el detallado plano de la ciudad que levantó Coello de Portugal y Madoz en 1.855 se le denomina Arroyo del Barranco de Soler o de San Roque, unos años antes de que se construyera este puente; agradezco al Ayuntamiento su intención de abreviar o facilitar nombres de calles, ríos y puentes -es curioso lo que ocurre en Alcoi, donde los ríos y muchos puentes son conocidos por diferentes nombres o topónimos- y así, en su plano virtual de 2.013 cita este río como Uxola, sin otras denominaciones, obviando los nombres de barrancos, soleras o roques.
Por fin, en 1.861 el gobierno de Isabel II aceptó la nueva propuesta de construcción de esta obra, en unión a la del puente de La Petxina con la condición de que el desvío presupuestario con respecto al anterior proyecto lo costeara el municipio alcoyano. El autor de ambos proyectos fue el ingeniero-jefe de esta demarcación, Agustín de Elcoro Berecibar y actuó como contratista y maestro de obras Rafael Masiá Botella. Se iniciaron las obras en mayo de 1.861 y se terminó en julio de 1.862. Su coste total ascendió a 480.020 reales de vellón, aproximadamente 12.000 escudos, unos años antes de que se adoptada la peseta como unidad de cuentas. En las fuentes, suelo inclinarme por las más fiables en las que además hay una coincidencia clara pero en este caso y dado que existe otra autoría de la obra deberé de señalarla. Se trata del ingeniero y profesor José Ramón Navarro Vera que en un artículo para la revista ROP del año 1.987 ya apuntaba que la obra es proyecto de Agustín de Elcoro Berecibar y no de Eduardo Miera como se ha creído durante un tiempo. Me atrevo a poner el texto íntegro que aporta al respecto el ITOP experto en pontonería alcoyana Juan Carlos Gómez Crespo publicado en su blog y que dice así:
Autoría de los proyectos de los puentes de San Roque y de Benisaidó.
En numerosa bibliografía se ha considerado como autor de los proyectos de dichos puentes a Eduardo Miera, dada la documentación existente en el Archivo Municipal de Alcoy. En dicha documentación se encuentra el proyecto de liquidación de las obras, así como los planos del estado final del tramo entre la Balsa de Mérita y el puente de Cervantes. Estos planos están fechados en Alicante, en abril de 1.866, y firmados por Eduardo de Miera y con el visto bueno del Ingeniero Jefe José María Jáudenes y del contratista Rafael Masiá.
Sin embargo, en el Archivo General de la Administración de Alcalá de Henares, se halla la memoria del proyecto del puente de Benisaidó realizado por Agustín de Elcoro en el cual, además de relatar todo lo referente a las dos posibles soluciones, realiza la justificación de la solución adoptada, dimensiones del puente, así como la descripción del sistema de cimentación mediante pilotes de madera y su forma de ejecución (no existe plano). Este proyecto está fechado el 10 de Junio de 1.861. Aunque del puente de San Roque no he localizado el proyecto, sin embargo, se realizó por la misma fecha pues también se tuvo que variar la cimentación de zapatas por otra de pilotes, así como cambios en el tipo de material.
Por todo ello, confirmar que pese a la bibliografía existente, la realización de los proyectos de  los puentes de San Roque y Benisaidó (Pechina) corresponde al ingeniero D. Agustín de Elcoro y Berecíbar.

Bueno, pues queda el asunto resuelto y en todo caso, añado que habría sido un espectáculo para Alcoi el que Miera hubiera diseñado una estructura metálica parecida a la que ejecutó en la ría de Limpias, obra conocida como Puente de Treto. Por otra parte, señalar que Agustín Elcoro proyectó en 1.853 la línea de ferrocarril de Alicante a Almansa.
Características actuales de la obra: Es un puente carretero de fábrica mixta en el que -tras las diversas intervenciones- aparece sillería de piedra caliza, aparejo de ladrillo, hormigón en masa, hidráulico y armado. Tiene una longitud total de 68,40 metros empotrándose los estribos en los taludes de la propia barranca. Dispone de tres preciosos vanos a base de arcos de medio punto muy peraltados (asociándolos a las pilas donde nacen) para salvar la profundidad del cauce, aproximadamente de 21 metros desde rasante del tablero hasta lecho del cauce. Son tres vanos gemelos con luces de 8 metros cada uno. Sobresalen las magestuosas pilas, limpias, si defensas de tajamares y que conectan con los arranques de arcos por medio de una línea o listel de piedra sobresaliente de paramentos como única licencia decorativa en la estructura inferior del puente; son de base rectangular con unas medidas de 2,50x7 metros. Puede que sea uno de los primeros puentes alcoyanos donde se utilizó pilotaje a base de troncos de pino rojo hincándolos aproximadamente 4 metros hasta llegar a una base sólida y afirmando sus cabezas por medio de un emparrillado al efecto. Se considera una estructura internamente de hormigón ya sea en pilas como extradós, donde el hidráulico coge un espesor en claves de bóvedas de 0,80 metros que llega a los 2 metros para cubrir los huecos desde arranque de bóvedas hasta cubierta, más o menos la zona de tímpanos.

Toda la obra externa en muros y pilas es a base de una cuidada y trabajada cantería de caliza de la zona en sillares bien escuadrados, de volumetría semejante,  y trabajados en cara externa lisa -sillería recta- con bujarda fina; hiladas de plena horizontalidad y muy buena conexión con las boquillas a base de piezas trapezoidales. En las bóvedas cave diferenciar el intradós de ladrillería aunque no visible al encontrase enlucidas de cemento y las boquillas a base de un dovelaje de caliza perfectamente trabajado y dispuesto, de ancho regular exteriormente remarcando los arcos y tizón a dos longitudes en su interior que embellecen las arcadas. La transición de los arcos hacia estribos se logra por medio de semi-pilas (muro de acompañamiento) que suavida la estructura evitando cierta pesadez de la obra.

Respecto al tablero hay que señalar que originariamente, en virtud de la profundidad de bóvedas o sección de pilas, debería ser de 7 metros pues carecía de voladizos. Disponía de un firme de tierra o macadam con pequeños viales peatonales en cada extremo y las cabeceras se ensanchaban con unas preciosas balaustradas y columnas de capiteles compuestos. En fotos de principios de siglo XX ya se observa un ensanchamiento de tablero a base de losas de hormigón, no muy volado y que parece que apoya en tornapuntas de hierro, manteniéndose la calzada sin otras modificaciones, quizás incorporando las primeras farolas a lo largo de las aceras y colgando otras hacia la mitad de los fustes de las columnas. En el año 1.983 y ya según la planificación para carreteras nacionales se decide ampliar el tablero hasta los 12 metros, dando a la calzada de doble carril 7 metros y ensanchando los viales peatonales hasta 2,50 metros cada uno. Se levantaría el viejo firme y las soleras existentes y se incorporaría una losa de hormigón armado con refuerzos en cantos para alargar el vuelo de los extremos, más o menos, a la anchura de las aceras, aproximadamente 2,50 metros en cada canto. En algún informe se apunta que los nuevos voladizos son a base de placas de hormigón armado prefabricado.

Es probable que originariamente tuviera pretiles de fábrica de piedra pero lo que se observa en viejas fotografías es un sistema de barandillas de hierro con rejería en varillaje muy tupido. Las actuales, barrocas pero preciosas, parecen de hierro fundido con una capa negra de pintura antioxidante, con forma quebrada en los extremos que permiten el paso a otras vías o bien, accedían al cauce a través de escalinatas aunque ahora sus verjas de entrada se encuentran clausuradas; se sustentan en hiladas de piedra de granito en piezas de gran longitud biseladas en canto externo y que podían pertenecer a los antiguos pretiles. Al sobresalir en las caras externas, acentúan o hacen las veces de impostas. En cubierta, firme de hormigón asfáltico para dos carriles en sentido ascendente y aceras a base de cemento en losetas prefabricadas y dos horribles protectores pantalla de hormigón junto a bordillos. No existe limitación de tonelaje y hacia la mitad del tablero se encuentra hincado el PK 795 de la carretera nacional N-340.

En los primeros días de noviembre de 2.015 la demarcación de carreteras del Ministerio de Fomento acometió obras de reparación en una pila al descubrirse agretamientos, según noticias del diario Información en fechas 29.10.2015 y 02.11.2015 produciéndose cortes intermitentes en la circulación por el mismo.

Su estado de mantenimiento parece aceptable aunque tampoco he podido comprobar muchos detalles al resultarme casi imposible bajar a pie de pilas pues el perímetro del puente está blindado por medio de vallas, cancelas con candados o edificaciones que impiden el acceso al cauce. He podido hacer alguna toma a través de los ventanales de un hotel (cara durmiente del puente) y otras desde el complejo de colegio-parroquia de Sant Roc aunque allí también está vallado y prohibido el acceso a la base del puente. No obstante, se aprecia la suciedad en los paramentos, bien por el oxido que dejaron los viejos tornapuntas o porque hay vierteaguas que dejan regueros verticales negruzcos; se observa suciedad y basura en el lecho del cauce, especialmente tapando la boca de un caño de hormigón que hay allí. También hay exceso de cableado y tuberías que cruzan el tablero sobre los arcos, algunos muy visibles. Dado que se trata de una obra pontonera que el propio Ayuntamiento juzga como monumental, no tiene mucho sentido que permanezca casi oculta, tapada en ambas caras por un exceso de arbolado que impide su contemplación. No hay señales de tráfico que dirijan al monumento ni tampoco he observado que haya algún panel que informe sobre la obra y su historia.

Para saber más: La obra base que informa sobre este puente es el artículo de José Carlos Gómez Crespo titulado "Alcoy, la ciudad de los puentes" en la revista Cimbra de la que desconozco su fecha de publicación. Este autor, más recientemente, ha editado un libro titulado "Los puentes de Alcoy" donde trata la obra con mayor profundidad y corrige datos de los proyectistas. También lo trata la "Guía de puentes de la Comunitat Valenciana" en la ficha 39 (Puentes en l´Alcoiá y el Comtat) editado en 2.016 por la Generalitat Valenciana. De éste y otros puentes trata el artículo de José Ramón Navarro Vera publicado en la ROP de abril de 1.987, páginas 243 a 247 titulado " Ingeniería y Paisaje: El nuevo puente de Alcoy". Entre los blogs locales, destaca puentesdealcoy, alcoi.com y el precioso blog diarideretalls que, por cierto, tiene la foto más lograda del puente, tomada desde el lecho del río. También lo traté brevemente en el artículo que monté para la revista Solo Furgo titulado "Los puentes de Alcoi" en su número 177 de noviembre de 2.015. Existe otro artículo más detallado de esta obra así como del catálogo de puentes alcoyanos titulado "Alcoy, pontonería de tradición" que escribió Luis Solera Selvi para la revista del Ministerio de Fomento en su número 657 de enero de 2.016.

Cómo llegar: Alcoy se encuentra en la carretera nacional N-340, entre los kilómetros 792 y 796 así como en la autovía A-7 con diferentes salidas a la ciudad. También hay conexión desde la costa a través de Benidorm por medio de la autonómica CV-70 que termina en Alcoy. Desde el interior peninsular circulando por la A-31, desviarse para tomar la CV-81 en Villena o la CV-80 en Sax  hacia el E hasta llegar a destino. Ya en la ciudad, nuestro puente se encuentra en la Avenida de l´Alameda que es la propia travesía de la N-340 en su PK 795.







Serie de viejas postales del puente, probablemente de principios del siglo XX tomadas de la web Todocleccion.net


Postal del puente de 1.925. Web Todocoleccion.net


Fotografía panorámica desde el cerro de San Cristobal, probablemente de los años 60 del siglo XX de Loty, tomada del blog puentesdealcoy.blogsport.com


Postal de los años 70 del siglo XX.


Imagen de 1.987 que utiliza José Ramón Navarro Vera para su artículo en la ROP de ese año.




Interesante imagen tomada hacia el año 2.000 de nuestro puente que está en el blog diarideretalls.


Fotografía tomada del blog habitatge.com, probablemente ya del siglo XXI.












Tanda de fotos de fecha 27.07.2015







No hay comentarios :

Publicar un comentario