domingo, 6 de marzo de 2016

PUENTECILLO SOBRE ARROYO DE LA LAGUNA GRANDE DE PEÑALARA

PUENTECILLO SOBRE EL ARROYO DE LA LAGUNA GRANDE DE PEÑALARA. Término de Rascafría-M

M-604 PK 38


Se encuentra en la carretera autonómica M-604 a la altura del PK 38 junto a una zona recreativa, dentro del Parque Natural Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara. Es una vía que discurre junto al Valle del Lozoya y atraviesa multitud de regatos y arroyos que confluyen en el citado río Lozoya, conocido en esta zona como Río de la Angostura.

Esta calzada es vieja como el tiempo pues ya se utilizaba para el tránsito ganadero y colonizador desde el Medievo. La zona de El Paular se repuebla con segovianos en el siglo XI y también se citan estos caminos en el famoso Libro de la Montería de Alfonso XI en el siglo XIV. Los monjes cartujos del Monasterio de El Paular se asientan en esta zona en 1.390. Bien es cierto que los viejos caminos, sendas y trochas derivaban desde este fértil valle por el conocido como Puerto o Paso de Malagosto o atravesando otros collados más accesible como el del Puerto del Reventón en tiempos de Felipe V o Fernando VI. Es al concluirse el camino del Puerto de Navacerrada por Juan de Villanueva en 1.780 (actual M-601) hacia La Granja de San Ildefonso y Segovia cuando cobra sentido el diseño de una nueva calzada desde la cima de Navacerrada hacia el NE y el Valle del Lozoya, buscando una comunicación con Rascafría, Miraflores de la Sierra y la conexión con el Camino Real de Francia.

En tiempos de la regencia de María Cristina se proyecta un camino hacia La Granja de San Ildefonso desde El Molar que atravesaría Miraflores de la Sierra y Rascafría. Salió a subasta en 1.897 el primer tramo (Miraflores-Rascafría) por 489.000.- pesetas y plazo de ejecución de 6 años (ver ROP-Revista de Obras Públicas nº 1143 del año 1.897) pero que no se terminó. La conexión desde Rascafría hacia la N-I es ya obra republicana de 1.932 -actual carretera M-611- según proyecto del ingeniero José Yañez Arroyo que se inicia en Rascafría con el bello puente de hierro sobre el río Lozoya, cubre los altos del Puerto de la Morcuera y termina en Miraflores de la Sierra; este proyecto se abandona, como otros muchos, al iniciarse la Guerra Civil. Respecto al sector NW de esta calzada corresponde a la época de Alfonso XIII tiempos en los que hay un incipiente interés en la ejecución de obras públicas que se encadenará con la dictadura de Primo de Rivera; hacia el año 1.915 parece que se termina un calzada que desde Navacerrada y cruzando el Puerto de Cotos  se dirigía hacia Rascafría. Quedaba cumplido un itinerario duro y sinuosos que más tarde, en tiempos contemporáneos, ha quedado suavizado al diseñar la nueva M-604 desde Rascafría por el pueblo de Lozoya y El Cuadrón, para salir a la N-I o Autovía A-1 a la altura de su PK 69.

Estándares de pequeños desagües:  En estos tiempos se solían diseñar todo tipo de desagües que se encontraban estandarizados, desde caños y tajeas hasta pontones. Los modelos oficiales más antiguos se generalizan desde 1.861 según proyecto de la Comisión de Ingenieros que preside Lucio del Valle y solían realizarse con vanos de arco de medio punto. De nuevo, la Dirección General de Obras Públicas decide reducir sensiblemente el número de modelos y así, se aprueba por Real Orden de 06.03.1922 una colección de estándares más reducida que realiza el ingeniero-jefe José Eugenio Ribera. En el caso de tajeas y alcantarillas, de 62 modelos diferentes quedan reducidos a 18, de los cuales, sólo se exponen 5 modelos exclusivos para alcantarilla, como es este caso, normalmente proyectadas en arcos escarzanos o rebajados al 1/5 cuando se insertan en terraplenes de pequeña altura.

Características de la obra: Esta pequeña alcantarilla, en su parte durmiente (aguas abajo) aún mantiene parte de su estructura original, con un frente de buen sillar de granito, alineado aunque de variado cubicaje y un excelente trabajo en interior de bóveda. Sobre fuertes sillares a modo de basas o arranques, algunos de 1 metros de longitud, se construyen dos muros de carga que sostienen los taludes adyancentes y  se proyecta una bóveda con un vano en arco escarzano muy rebajado - inferior a estos estándares de 1/5- de buena talla en dovelaje; intradós compacto con largas dovelas colocadas a hueso y en ambos frentes muros que se fusionan con estribos de obra mixta de mampuestos y sillares. No obstante, se aprecian modificaciones en la estructura y especialmente la que origina la anchura de la calzada, que pasa de 6 a 8 metros que se adivina mejor en aguas arriba, donde la bóveda es de hormigón armado y el paramento exterior se hace con mampuestos irregulares y fuerte llagado de cemento, salvo la boquilla y esquinas que se hacen con dovelas y sillares de piedra artificial. Tanto en el interior de estribos como en extradós del arco la obra se realiza ya con fraguados de hormigón en masa o mezclas con ferralla. Estas obras no contemplaban pretiles en tablero; probablemente los quitamiedos corresponden a los planes de carreteras de los años 40/50 del siglo pasado. Curiosamente y dado que los deshielos de Peñalara producían avenidas imprevistas con  gran caudal y que rebasaban la posibilidad de desalojo de esta alcantarilla, se procedió a horadar estos muretes de cunetas con varios orificios o caños en cada uno de ellos para aumentar los volúmenes de evacuaciones.

Sirva esta obra discreta y menor para descubrir lo que se considera el mayor número de pasos sobre cauces en todas nuestras carreteras, en unión de tajeas y caños. Suelen pasar desapercibidos a nuestros ojos pero son indispensables en cualquier calzada que se construye.












Tanda de fotos de fecha 08.01.2015

No hay comentarios :

Publicar un comentario