jueves, 31 de marzo de 2016

PUENTE DE MEJORADA DEL CAMPO-Madrid

PUENTE METÁLICO DE MEJORADA DEL CAMPO-M SOBRE EL RÍO JARAMA




Ubicado en una vieja carretera local que enlazaba Madrid con núcleos del este de la provincia, entre los que figura Rivas del Jarama, Mejorada del Campo, Velilla de San Antonio o Arganda del Rey para evacuar tráficos hacia las llamadas nacionales N-II Y N-III. En un mapa detallado de 1.770 que ordenó el Conde de Aranda para la posible construcción de algunas acequias se cita la Barca de Mejorada, que vadeaba el río a unos pocos metros del actual puente. En otro mapa de 1.916 ya figura este puente, probablemente de madera con apoyo en pilas de hormigón de las cuales aún quedan sobre cauce restos de una basa cuadrangular.

Lo cierto es que ya desde antiguo el municipio de Mejorada del Campo y otros núcleos aledaños solicitaban reiteradamente un puente en este lugar que sustituyera la barca que hacía los servicios de vadeo. Hay informes del año 1.610 sobre el presupuesto de una nueva barca de 14 metros de eslora y 6 de manga, muy plana y hecha con madera de pino de Valsaín que gestionaba el municipio de Madrid en el lugar llamado Arrebatacapas (Barca de Mejorada) y que generaba 32.000 maravedíes/año  por derechos de uso, que costeaban especialmente las gentes de Mejorada, Velilla, Rivas de Jarama y San Fernando de Jarama. Nuevamente, en 1.753 estos pueblos solicitan al Consejo de Estado la construcción del puente por repartimiento de cargas entre todos ellos; al igual que en otros muchos lugares, nunca se aprobó un proyecto así pues iba en contra de los intereses caciquiles de algún potentado con influencia en la Corte. Hay información sobre la conversión de este camino en carretera en 1.899 (Revista ROP  tomo II pág.88) en el tramo de San Fernando del Jarama a La Barca de Mejorada por un presupuesto de 128.000.- pesetas pero, curiosamente, del puente ni se habla y seguía imponiéndose el vadeo por barca. Tanto es así, que en tiempos de Alfonso XIII, diferentes comisiones del Senado tuvieron a su cargo el proyecto de construcción de tal obra como se refleja en los diarios de sesiones en abril de 1.908 pero uno de sus ponentes era Gonzalo Figueroa y Torres, entre otros títulos, Conde de Mejorada del Campo, y que siempre se opuso a la construcción del puente ya que era el beneficiario de las regalías que producía el cobro de los servicios de la barca, muy cerca de sus dominios de El Negralejo. Por fin, en julio de 1.920 y gracias a la iniciativa del senador Vicente Buendía y del diputado Arturo Soria se aprueba la construcción del puente metálico cuyo proyecto y ejecución lleva a cabo el ingeniero de la Jefatura de Obras Públicas Moreno Osorio. La famosa barca hizo servicios hasta el año 1.922 en que entró en servicio este bello puente.

Características de la obra: Está estructurado en tres secciones, las de cabeceras en U y la central parabólica y en cajón. Al contrario de lo generalizado en puentes de celosía, el soporte directo de cargas es a través de largueros longitudinales apoyados en cojinetes sobre ambos estribos y dos pilas en cauce. Sobre ellos y en unión perfecta el vigamen propio de las celosías (cordón inferior), ensamblado con perfiles de acero en L y T debidamente cosidos con remaches a los largueros. Se consigue un ancho regular y muy ligero de 30 centímetros en la estructura horizontal. Los sectores exteriores dibujan el tipo de viga Pratt y el central parabólico por medio de palastros muy calados a los que se ensamblan fuertes perfiles formando cruces de San Andrés. La longitud del tablero es de 103 metros subdividido en 23 metros correspondientes a cada uno de los  tramos exteriores y 57 metros para el parabólico, que se asienta en dos pilas rectangulares con canto redondeado de hormigón forradas de chapa rizada. A ambos lados y sobre pretiles otros 10 metros de calzada.  El ancho total es amplio, con 8,46 metros subdivididos en 5 metros para calzada (solera hormigonada y recrecidos de asfalto) y dos viales de 1,73 metros cada uno de chapa de hierro corrugado actualmente muy oxidadas. Estos viales van volados junto a rasante y apoyados en pequeñas ménsulas de perfil de L reforzadas con cartabones, todo ello bien remachado. Subsisten en los bordes de ambos largueros tuberías y canaletas por las que circulaban aguas y cableado eléctrico. El gálibo de la celosía central es de 4,25 metros. Por la parte inferior del tablero se observa la disposición de fuertes vigas de travesaño y otras en disposición perpendicular sobre las que se apoya una cubierta de chapa de acero en cuarterones con fuertes nervios para evitar deformaciones. En bordes, una simple barandilla de perfiles en L fijados a bolardos de hierro historiados de buena factura. A ambos lados estribos largos de aparejo con ladrillo grueso de un pie a tizón y en esquinas un bello refuerzo de sillares de piedra caliza.

La parte inferior del tablero y toda su estructura de acero se encuentra bastante deteriorada; el vigamen de celosías superiores requiere un buen saneamiento, eliminación de óxidos y una buena capa de pintura. Los muros de los estribos y parte de sus sillares deberían rehabilitarse. Los linderos del puente y el propio paraje donde está ubicado requiere una buena limpieza y cierto podado y mantenimiento de ramaje y arbolado para que pueda contemplarse en toda su magnitud. No existe ninguna información viaria que lleve al puente ni cartela que muestre y explique las características o historia de este monumento. Actualmente el propio puente y unos metros de calzada a ambos lados se encuentran cerrados al tráfico con vallas biondas de seguridad cruzadas fijadas al asfalto. Hay un cartel con la leyenda: Carretera cortada por puente en mal estado.

Para saber más: Más información sobre este puente y otros metálicos de la CAM (Comunidad Autónoma de Madrid) en artículo de Luis Solera Selvi en la Revista del Ministerio de Fomento nº 654 de octubre  de 2.015.


El éxito de la propuesta de Vicente Buendía y Arturo Soria lo recoge ampliamente el semanario El Madrileño en su número 141 de fecha 03.08.1920.

Cómo llegar: Su acceso, desde Madrid, es por la M-50 dirección S y cogiendo la salida 26 para seguir por la M-203 dirección Mejorada del Campo; al llegar a la primera glorieta coger dirección Polígono y por una vía de tierra se llega al puente. Si nos encontramos por las inmediaciones de la A-2 pues seguir por ella hasta Torrejón de Ardoz para seguir por la vieja carretera de Loeches con matrícula M-206 hasta llegar a una glorieta donde se informa de la M-203 dirección Mejorada del Campo que cogeremos para llegar a la citada rotonda que informa del polígono, siempre en dirección al río y al W del núcleo de Mejorada del Campo. Es muy visible desde el puente de la R-3 que cruza el río Jarama en su PK 10 dirección W. En mapas del Instituto Geográfico se encuentra en el llamado Paraje del Raso. 






















Tanda de fotos de fecha 28.03.2015


Foto desde el puente de la R-3 PK 10 de fecha 21.07.2015


Estado de abandono del entorno del puente en instantánea de fecha 28.03.2015


Mapa de la zona confeccionado en 1.770

No hay comentarios :

Publicar un comentario