jueves, 29 de julio de 2021

PUENTE FERROVIARIO III DE SANTA LUCÍA DE GORDÓN

 PUENTE FERROVIARIO III SOBRE EL RÍO BERNESGA
SANTA LUCÍA DE GORDÓN-CIÑERA. León
LÍNEA FFCC DE LEÓN A GIJÓN PK 38,483
N-630 PK 106,598/107


Fotografía del puente probablemente realizada hacia el año 1986 que se exhibe en el libro "Catálogo de puentes de León anteriores a 1936".










































Tanda de fotos de fecha 23.07.2021


martes, 27 de julio de 2021

PUENTE FERROVIARIO II DE SANTA LUCÍA DE GORDÓN. León

 PUENTE FERROVIARIO SOBRE EL RÍO BERNESGA
SANTA LUCÍA DE GORDÓN. León
Línea FFCC LEÓN-GIJÓN PK 37,600
N-630 PK 106,598

Entre las diferentes obras pontoneras de Santa Lucía de Gordón destaca este puente ferroviario. Bien es cierto que se transformó su vieja impronta de estructura metálica en celosía por lo que ha perdido gran parte de su encanto. Originariamente y al igual que la mayoría de estos pasos, se diseñó con un tablero inferior en celosía del tipo Town en hierro laminado que se mantendría en vigor hasta los años 20 del siglo XX cuando se sustituyó por otro en celosía de acero del tipo Pratt. Por alguna razón que desconozco parece que acusó la fatiga de los tránsitos de los nuevos convoyes muy pronto, quizás porque estaba mal ensamblada la estructura, quizás por una corrosión evidente, el caso es que muy pronto, en el año 1948, los técnicos decidieron eliminar la vieja estructura metálica por otra de hormigón. Con fecha 10.01.1948 se presenta el proyecto del ingeniero Antonio Bizcarrondo Gorosábel que será aprobado muy pronto, con fecha 24.11.1948, debido a la premura en solucionar las posibles deficiencias que presentaba la estructura. (Fuente: AGA O.P. caja 13387 que cita el libro “Catálogo de puentes de León anteriores a 1936)

Se trataba de sustituir un tablero de viga metálica de 26,50 metros de luz por otro en hormigón armado para lo que fue necesario construir una pila intermedia donde apoyarían las nuevas vigas cuya longitud es de 12,80 metros para cada una. Todo es gris, sucio y horrible pero predominó lo práctico: una serie de vigas de hormigón armado quizás de sección en T (no he podido acceder a los bajos) o la típica sección en pi griega tan difundida por el ingeniero Zafra sobre la que reposa una gruesa losa del mismo material. En aguas abajo además y aprovechando el vuelo del tablero se acoplan unos montantes verticales que imagino que también son de H.A. semejantes a las balaustradas de época que además de ayudar como soporte crean una vía o canal que sirve para distribución de conducciones eléctricas aunque ahora van por cubierta tapadas malamente con balasto.

Lo llamativo y que otorga mérito a este puente -como ocurre con otros casos- es la pervivencia de la obra en fábrica de piedra caliza, espectacular, bien dispuesta, de talla uniforme aunque con piezas de gran volumen, en un tipo de sillería averrugada aunque encintada en liso que embellece la fábrica en una impronta netamente de ingeniería ferroviaria decimonónica. Obsérvese las aletas de estos estribos, la suavidad curva de las esquinas, los aristones que lo rematan y las albardillas de geometría y talla perfecta. También son originales las manguardias de sillería que protegen la profundidad del cauce, más evidente en lado aguas abajo ya que en el contrario el muro de encauzamiento también es una pared ordinaria de hormigón.

La pila central es enorme, con una gran zapata de H.A. que quita vistosidad a la obra al observar el cauce. También los estribos se han recalzado con el mismo material o con hormigón hidráulico.

En cubierta nada nuevo, con los viales de inspección tapados por el balasto, las traviesas de hormigón y unas sencillas barandillas de hierro, obsoletas, rotas en alguna sección y con mucha oxidación. Se sitúa junto al PK 37,600 a la salida de un túnel en sentido creciente de la línea. Es habitual que muchos convoyes hagan espera antes de entrar en este túnel ya que como se observa, éste y la mayoría de los puentes de la línea ferroviaria son de una sola vía por lo que en algún punto tienen que esperar. Los cruces se realizan a unos pocos cientos de metros, en la estación de Santa Lucía, donde maniobras los diferentes trenes que circulan en ambos sentidos.

Para consultar datos sobre la historia de esta mítica línea ferroviaria, compañías involucradas, ingenieros que actuaron en ella así como información y fuentes de consulta recomiendo leer la entrada para el Puente de Vega de Gordón. En el término de la población de Santa Lucia también se pueden visitar otros dos puentes interesantes ferroviarios, uno en sentido decreciente de la línea, ubicado en la zona recreativa de Faya y otro a la salida del pueblo en dirección norte, este con viga en celosía del tipo Pratt, ambos sobre el cauce del río Bernesga. 



































Tanda de fotos en secuencia aguas arriba, aguas abajo y tablero realizadas con fecha 23.07.2021.

FLORA JUNTO AL PUENTE




Milamores, Hierba de las mil flores (Centranthus lecoquii Jord. Valerianaceae)




Tomillo blanco o Tomillo macho (Thymus mastichina (L.) L. subsp. mastichina. Labiatae)






Uña de gato o de león, Siempreviva, Uva de pastor o Vinagrillo (Sedum sediforme (Jacq.) Pau, Crasulaceae) medrando junto al balasto de las vías.